AP 163
AP 163

La viuda de Nelson Mandela, Graça Machel, renunció oficialmente a la mitad de su parte de la herencia del ícono de la lucha contra el apartheid, estimada en 46 millones de randes (4 millones de dólares), según indicó este martes uno de sus ejecutores testamentarios.

El premio Nobel de la Paz, fallecido el 5 de diciembre de 2013 a los 95 años, dejó varios bienes a Machel, con quien se casó en terceras nupcias cuando cumplió 80 años y quien también es viuda del ex presidente de Mozambique.

La fortuna de Mandela suma unos u$s4 milones

Según el testamento, la mujer debía quedarse con las cuatro casas que el matrimonio tenía en Mozambique y con los vehículos, las joyas y el dinero que ambos guardaban en cuentas corrientes compartidas, todo ello a cambio de renunciar a su derecho de reclamar el 50 por ciento de la herencia.

"Machel aceptó formalmente y por escrito los bienes legados por el último testamento del ex presidente", informó el juez constitucional Dikgang Moseneke.

Nelson Mandela dejó dinero a sus hijos y a sus nietos, a los hijos y nietos de Graça, a sus ex colaboradores, a diferentes establecimientos escolares y al Congreso Nacional Africano (ANC), el partido que lideró.

Mandela pasó 27 años en las cárceles del régimen racista del apartheid. Tras su liberación, se convirtió en el artífice de la reconciliación en Sudáfrica, país del que fue el primer presidente negro entre 1994 y 1999.