Todos los factores jugaron a su favor, y evitaron lo que podría haber sido una tragedia. Un hombre circuló por al menos 8 kilómetros a contramano en plena autopista. Afortunadamente, cometió la imprudencia un día domingo, a la 1 de la madrugada, en un fin de semana sin gran cantidad de conductores por ser feriado.

El hombre viajó a gran velocidad con su pareja en contramano por la Autopista Buenos Aires - La Plata y a la altura del partido de Berazategui un micro de larga distancia le pasó al ras. Antes, había logrado esquivar a otro ómnibus y varios autos.

En un momento, el conductor observa que a pocos metros había un móvil de la seguridad vial de la autopista por un arreglo en la calzada. Entonces, decide dejar el auto en el carril rápido de la autovía que seguía siendo de gran peligro para el resto de los conductores, se baja y acude por ayuda.

El insólito hecho fue registrado por un joven que viajaba con un grupo de amigos a Capital Federal. A su lado, otro

auto realizaba su mismo recorrido, pero en la vía equivocada.
"Cuando se bajó, a la distancia, parecía en shock o borracho"

, relató Gastón Cerdá, una de las personas que presenció el episodio. Y añadió: "Pudo haber provocado una tragedia.

Yo iba a 120 km/h y me resultaba difícil alcanzarlo y él manejaba por el carril más rápido en contramano".

Según testigos, fue interceptado y frenado por un móvil de Autopistas de Buenos Aires (Aubasa).