AP 163
AP 163
 AFP 163
AFP 163
 AFP 163
AFP 163
 AFP 163
AFP 163
 Reuters 163
Reuters 163
 AFP 163
AFP 163
 Reuters 163
Reuters 163
 AFP 163
AFP 163
 AFP 163
AFP 163
 AFP 163
AFP 163
 AFP 163
AFP 163
 AFP 163
AFP 163
 AFP 163
AFP 163
 AFP 163
AFP 163
 AFP 163
AFP 163
 AFP 163
AFP 163
 AFP 163
AFP 163
 Reuters 163
Reuters 163
 Reuters 163
Reuters 163
 AFP 163
AFP 163

La fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega, admitió que ha habido "excesos policiales" en el marco de las protestas que se desarrollan en el país desde hace más de un mes contra el Gobierno de Nicolás Maduro, y aseguró que estos funcionarios están siendo investigados.

"En el tema de la violación a los derechos humanos, sí ha habido excesos policiales, pero desde el Ministerio Público los estamos investigando, al día de hoy nosotros tenemos 60 investigaciones por presunta violación a los derechos humanos", dijo durante una entrevista al canal privado Televén.

Sin embargo, la fiscal reclamó que desde la oposición "ha habido un ataque desmedido a la Guardia Nacional Bolivariana" (GNB, policía militarizada) y resaltó que dentro del grupo de guardias señalados se encuentran tres policías del municipio caraqueño de Chacao, donde gobierna la oposición.

La fiscal mantuvo que la cifra de personas que han fallecido en el escenario de estas protestas es de 31, "de los cuales seis son funcionarios públicos, entre ellos un fiscal del Ministerio Público" y cuatro son de la GNB. Lo cierto es ya son 35 los fallecidos.

Días después de la realización de una marcha contra el Gobierno central que se realizó el 12 de febrero pasado y que terminó con tres muertos, la Fiscalía venezolana informó de la detención de cinco funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) por su presunta vinculación con dos de esas tres muertes.

El pasado día 7, representantes de la ONG Foro Penal Venezolano se reunieron con la fiscal Ortega, y la defensora del pueblo, Gabriela Ramírez, a las que presentaron 42 casos de supuestas torturas de detenidos en las protestas producidas hasta entonces, sobre todo a manos de la GNB.

Venezuela vive una oleada de protestas desde el pasado día 12 de febrero contra el Gobierno de Nicolás Maduro que ha dejado hechos de violencia y un saldo de más de 30 muertos, más de 450 heridos y casi 2.000 detenidos, 121 de ellos aún en prisión.

El sábado se reportaron otras dos muertes en los estados Táchira (oeste) y Carabobo (centro) en el marco de las protestas que no fueron incluidos en los datos que el domingo ofreció la fiscal.


Este domingo falleció otra persona víctima de la represión

Según informa Últimas Noticias, a las 19:30 hora local ingresó sin signos vitales al hospital Victorino Santaella una dama. La mujer estaba caminando junto a otra persona cuando fue alcanzada por una bala, cerca de una protesta en el sector Los Nuevos Teques.

A través de su cuenta en Twitter, el gobernador de la entidad Henrique Capriles Radonski, confirmó la identidad de la fallecida.

"Adriana Urquiola, 28 años, 3 meses de embarazo, 2 disparos, 1 en región frontal", detalló Capriles Radonski.

     

El mandatario regional precisó que habría "otra ciudadana Pérez Ibañez, un disparo en brazo derecho, Policía en operativo de búsqueda", añadió.

En el citado lugar se producía una manifestación con barricadas desde horas de la tarde. Según versión de los testigos, fue desde una camioneta Ford Runner negra, o azul marino, desde la cual se lanzaron los disparos contra los manifestantes.

La víctima no participaba en la protesta. Minutos antes se había bajado de un transporte colectivo.