Se hundió el superávit comercial: cayó 91,6% en febrero

Las exportaciones ascendieron a u$s5.393 millones en el segundo mes del año, con una caída interanual del 6 por ciento. Las importaciones crecieron 2% en el mismo lapso, a 5.349 millones de dólares

En enero se afirmó la primarización de las exportaciones y la importación de bienes de consumo AFP 162
En enero se afirmó la primarización de las exportaciones y la importación de bienes de consumo AFP 162
Los importadores vuelve a ser la variable de ajuste AFP 162
Los importadores vuelve a ser la variable de ajuste AFP 162
El intercambio con el resto del mundo adquirió impulso de la mano del sector agropecuario AFP 162
El intercambio con el resto del mundo adquirió impulso de la mano del sector agropecuario AFP 162

Argentina registró un superávit comercial de sólo 44 millones de dólares en febrero, un 91,6% por debajo del saldo favorable de igual mes del 2013, en un resultado muy inferior al esperado por el mercado, según informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

El resultado fue producto de exportaciones por 5.393 millones de dólares (una baja del 6% interanual) e importaciones por 5,349 millones (un avance del 2% interanual).

Ya en enero, el intercambio comercial había registrado un superávit de apenas u$s35 millones, que significó una disminución del 88% con respecto a igual mes del 2013.

Así, tras perder el superávit fiscal, la Argentina quedó a punto de quedarse también sin saldo positivo en la balanza comercial, al acumular sólo u$s79 millones en el primer bimestre del año, apenas un 10% de los 800 millones que se habían logrado en el mismo período del año pasado.

En el balance del primer bimestre, las ventas externas se redujeron 7% a u$s10.624 millones, mientras que las compras cayeron 1% a 10.545 millones de dólares.

El Indec precisó que en el caso de febrero, la retracción de las exportaciones se produjo por un retroceso de 5% en cantidades vendidas con una baja de precios de 1 por ciento.

De acuerdo con la planilla oficial, la caída de las exportaciones se explica por una baja de 54% en la venta de cereales y en la de petróleo crudo. En este último caso se cerraron por completo las ventas al exterior cuando en febrero de 2013 se había vendido por 206 millones de dólares.

Con este panorama, la venta de productos primarios cayó 34%, y 2% las de origen industrial. En tanto, las de origen agropecuario subieron 2 por ciento.

La suba de las importaciones se justifica por un aumento de 2% en los precios, dado que las cantidades no se modificaron. Las compras de bienes de capital subieron 4% hasta u$s928 millones de dólares, y las de energía, un 43% a 852 millones. En cambio las de bienes intermedio bajaron 1% y las de bienes de consumo 5 por ciento.

El Mercosur concentró el 35% de las exportaciones y el 27% de las importaciones.