Deslizar a la derecha. Deslizar a la izquierda. Ese es todo el esfuerzo que reclama el uso de la aplicación Tinder, lanzada en 2012, que cada día gana más fama mundial entre los jóvenes.

Tinder es una aplicación sencilla en la cual los usuarios eligen un rango de edad y proximidad geográfica y a partir de información sobre gustos y estilo de vida exportada desde Facebook se seleccionan y relacionan con fotos de personas afines.

Los usuarios deslizan a la derecha para darle "like" a la foto o hacia la izquierda para que pase la siguiente. Cuando dos personas se dan "like" mutuamente, de manera automática Tinder abre un servicio de chat para que ambos empiecen a hablar y conocerse más en detalle.

Según cifras de la propia empresa, en la Argentina Tinder tiene alrededor de 400.000 usuarios. Sólo en los Estados Unidos  el número de usuarios aumentó a un millón en los últimos tres meses. Y en el resto del mundo, los usuarios -la mayoría entre 18 y 24 - deslizan sus dedos entre las fotos 500 millones de veces por día. Y están divididos casi por igual entre varones y mujeres.

Nueva estrategia

Las citas online siempre fueron vistas como un juego en zona prohibida o sin prestigio a la hora de querer conocer gente.  Pero lo genial que introdujo Tinder es que está metido en el dispositivo que llevamos y chequeamos unas 150 veces al día: el smartphone.

Los creadores de Tinder lograron que la aplicación por su usabilidad (parecida al Candy Crush) sea tan adictiva como un juego y su base de usuarios esté constantemente estimulada y conectada. Los perfiles son muy fáciles de hacer y deshacer, sólo hace falta conectarlo con Facebook.

Sebastian Knutsson uno de los creadores de Tinder declaró a la revista Time : "El movimiento de deslizar para dar "like" o "unlike" hace a Tinder adictivo.Y ya era popular en juegos como el Candy Crush donde los jugadores juegan sin pensar mucho los movimientos".

¿Lo mejor de Tinder? Solo habilita las conversaciones entre personas que se han "laikeado" entre sí,  un término en furioso spanglish que ya tomó entidad propia. Por eso, las uniones empiezan con fortuna, porque ambos saben que llegaron a esa instancia con un "like" de por medio.

Justin Mateen, cofundador de Tinder explicó al sitio argentino Infotechnology.com: "Las redes siempre te conectaban con alguien que ya conocías. La visión de Tinder es un poco diferente: queremos conectarte con nuevas personas. Cuando vas caminando con alguien y tenés contacto visual con alguien y pensás: "quiero hablar con esa persona", no podés agarrarlo por la calle y decirle algo. La idea es volver a ese momento y poder hacer algo con esa situación que te haría sentir incómodo. Tinder es como entrar en un café. Lo primero que se nota es la apariencia de las personas, lo primero que ves es si alguien te atrae o no"

Auténtico ante todo

Sean Rad, director ejecutivo de Tinder dijo a The Hollywood Reporter: "La introducción de usuarios verificados habilitarán a las celebridades usar la red con más éxito. Los usuarios famosos sufren por la necesidad de vincular una cuenta de Facebook porque a veces usan nombres falsos en sus perfiles personales, y en Tinder, donde la foto es clave, la mayoría piensa que una foto de una celebridad es falsa.

Ser un "buen Tinder" requiere una estrategia diferente para los hombres que para las mujeres. Hay una serie de tácticas que se pueden usar para optimizar la búsqueda de nuevos amigos o el encuentro con el amor.

A los hombres les sirve jerarquizar sus estudios y grados académicos. En varias aplicaciones, muchas mujeres realizan una búsqueda de hombres inteligentes. Ellas se fijan en la escuela  y que carreras o estudian han elegido. La clave es ser genuino.  Como declaró Mateen: "Las mentiras y la sobreactuación no funcionan en la vida real, ¿así que porque funcionarían en Tinder? Con respecto a la foto, una pose natural es lo mejor porque las mujeres buscan una pareja tierna y auténtica".

Para las mujeres, un rasgo o elemento que sugiera una mujer osada o atrevida las destaca del resto.  Lo que ellos no aprecian, sin embargo, es una mujer con una biografía muy larga; es mejor limitarla a dos o tres oraciones.

Como Tinder opera primariamente con las fotos de sus usuarios, una foto excelente puede ser clave para encontrar pareja. La foto ideal debe ser colorida y que la cara y cuerpo de la persona quede destacada. Si se elige una foto en grupo, a veces inspiran confianza.

La escritura del perfil importa, y las biografías que mencionan que el individuo "ama" algo en vez de que "le gusta" algo es una demostración de pasión y son más populares.

Kimberly Alters (kalters@infobae.com)