Liuzzi, de 57 años, es el hombre de confianza de uno de los funcionarios más influyentes del Gobierno, Carlos Zannini. De hecho es primo de su esposa, su mano derecha y ocupa el segundo lugar en la Secretaría Legal y Técnica. En las últimas horas, su nombre quedó expuesto al conocerse un escrito presentado por el juez federal Norberto Oyarbide.


El magistrado reconoció que frenó el allanamiento a una financiera tras recibir un llamado de Liuzzi. Sin embargo, no es la primera vez que el nombre del juez está junto al del funcionario en una noticia. En diciembre de 2012, Oyarbide archivó una investigación sobre Liuzzi por enriquecimiento ilícito.


Según un artículo publicado por el diario Perfil, la investigación sobre Liuzzi se inició porque multiplicó 38 veces su patrimonio desde 2003, cuando declaró $189.339, hasta finales de 2011, cuando la suma ascendía a $7.226.160.


Luego, en 2013, Liuzzi y su secretaria y esposa, Thaiss del Corazón de Jesús Hidalgo, abrieron un SPA en Puerto Madero. Sin embargo, y pese a esta compra, la declaración de su patrimonio ante la AFIP descendió abruptamente a $4.054.200.


     

Además de ser el subsecretario de Legal y Técnica, Liuzzi cobraba otro sueldo desde 2003 como presidente de la Comisión Fiscalizadora de la AFIP, el ente encargado de regular el fisco.


A su vez, por decreto de la Presidente, administra el "SAF", las "cajas" del Boletín Oficial y la DGA de la Casa Rosada. Es que el "Chino" Zannini, abocado full time a asesorar a Cristina Kirchner, le delegó todo el poder de  toda la Secretaría Legal y Técnica.