Como ya hicieran en el pasado, los quemacoches volvieron a atacar, y esta vez su blanco fue un costoso auto de alta gama. El hecho ocurrió esta madrugada en la intersección de las calles Zapata y Concepción, en el barrio de Palermo, donde un Mercedes Benz C250 valuado en un millón de pesos fue incendiado.

Según testigos, un hombre se acercó al Mercedes, colocó un dispositivo debajo del vehículo, se retiró, y pocos segundos después el mismo comenzó a arder.

Debido al rápido accionar de los bomberos que se hicieron presentes, ningún otro vehículo estacionado en próximidad al auto atacado sufríó daños.

La Policía informó que ya se encuentra trabajando sobre las cámaras de seguridad para encontrar al o los autores del ataque.

El pasado año, se registraron 53 casos vinculado al accionar de "quemacoches" en la Capital Federal, y desde el 2011, son 150 los delitos de ese tipo.