AFP
AFP
AFP
AFP
 AP 163
AP 163

"Me recuerda a épocas pasadas, cuando los caudillos gobernaban con la violencia y la opresión". Así consideró Joe Biden, vicepresidente de Estados Unidos, la actual crisis que está atravesando Venezuela. El demócrata desestimó además las teorías conspirativas en las que el gobierno de Nicolás Maduro acusa a Washington de intentar desestabilizarlo.

Para Biden "es alarmante lo que sucede en Venezuela. El Gobierno tiene una obligación básica de respetar los derechos universales, que incluyen la libertad de expresión y de asamblea. Pero también tiene que prevenir la violencia y comprometerse a un diálogo genuino en un país que está profundamente dividido".

El vicepresidente de los Estados Unidos, que arribará este domingo a Chile para participar de la asunción de Michelle Bachelet el próximo martes, aseguró que "enfrentar manifestaciones pacíficas con las fuerzas de seguridad y las milicias armadas, demonizar y arrestar a opositores y reforzar drásticamente las restricciones contra la prensa no es lo que se espera de una democracia comprometida con los derechos humanos, y no está a la altura de los estándares democráticos con los que se manejan la mayoría de los países de nuestro hemisferio (norte)".

Con respecto al polémico papel de la Organización de Estados Americanos, que se ofreció a intermediar para resolver la crisis en Venezuela, Biden señaló: "La OEA y sus miembros tiene un rol importante en reforzar las instituciones democráticas, y también para ayudar a resolver crisis políticas como la que estamos viendo en Venezuela. Hemos visto llamados de la OEA y de países en la región para respaldar un diálogo real en el país, y llamados a que todos los lados eviten la violencia y la intimidación".

Durante su reportaje con el periódico El Mercurio, el representante demócrata también lanzó duras críticas contra Maduro. "Hasta ahora ha tratado de distraer a su pueblo de los temas más importantes que están en juego en Venezuela, inventando conspiraciones totalmente falsas y extravagantes sobre Estaos Unidos. Pero en lugar de esto debería escuchar a su pueblo y mirar el ejemplo de los líderes que resistieron la opresión en el continente americano. Porque si no se arriesga a repetir las injusticias contra las que muchos pelearon con tanta valentía".

La relación de Estados Unidos con Latinoamérica siempre es un tema sobre la mesa, y en el que Biden asegura que "desde que asumió el presidente Obama fue claro en que no estamos interesados en volver a pelear las batallas ideológicas del pasado en el hemisferio sur. El continente siempre ha sido importante para nosotros, pero hoy lo es más aún porque lo que sucede en la región tiene un mayor impacto en nuestra prosperidad y seguridad".

El compañero de Obama agregó que "nuestra administración se ha embarcado en el período más sostenido de participación con el resto del continente en mucho tiempo, para aprovechar el enorme potencial económico, político y social de la región en mutuo beneficio del pueblo estadounidense y los demás ciudadanos de las Américas".

Biden asistirá el próximo martes 11 de marzo en Santiago de Chile a la investidura presidencial de Michelle Bachelet, con quien "espero poder discutir la mejor forma de fortalecer nuestra relación". Y tras esto viajará hacia República Dominicana, donde será el primer funcionario de la Casa Blanca en visitar ese país en más de 20 años.