La producción automotriz se estancó en febrero en un clima de incertidumbre

Con 20 días hábiles, de los cuales 17 correspondieron a días efectivos debido al receso estival y paradas de mantenimiento de plantas, el sector produjo 52.941 unidades. Las ventas internas bajaron 19% y las exportaciones crecieron 5,5 por ciento

 NA 162
NA 162

La corrección de las variaciones de las estadísticas que brindó la Asociación de Automotores de la República Argentina por la mayor cantidad de días hábiles respecto de un año atrás, arroja que la producción promedio diario se contrajo 15%, las ventas al resto del mundo 10,4% y las entregas a concesionarios 31,2%, en este caso con 28,1% las de unidades nacionales y 33,1% las de importados.

Ese desempeño luce alineado con la retracción acumulada por la actividad del conjunto de las terminales automotrices al cabo del primer bimestre: la fabricación sumó 89.097 vehículos, disminuyó 8,1%; se exportaron 45.561 unidades –cayó 6,7%– y la colocación en las distribuidoras descendió 19,2% a 101.559, con un comportamiento similar entre los salidos de las líneas de montaje (37.295) y los que provinieron del resto del mundo (64.264 unidades).

Ese cuadro explica que la industria indicará en su parte de prensa del mes que "el actual contexto de caída de la demanda externa de nuestra producción desde el mercado de Brasil refuerza la necesidad de trabajar en el fortalecimiento del vínculo de largo plazo basado en la especialización y complementación industrial con el país vecino, principal destino de las exportaciones".

Inquieta a la industria la pérdida de competitividad

Agrega el comunicado que "se hace evidente la necesidad de trabajar en la mejora contínua de la competitividad de la producción de automotores en la Argentina y de reforzar las negociaciones con otros mercados de la región con interesante potencial, como son Colombia, Perú o Ecuador, para lograr un mayor mercado potencial para la producción argentina y una inserción internacional más diversificada de nuestros vehículos".

También Adefa resalta "la necesidad de trabajo conjunto de toda la cadena de valor y de la articulación público-privado en pos de crear un ambiente de previsibilidad operativa y de largo plazo, de impulsar la  especialización y complementación con incremento del comercio y de contribuir a la mejora continua de la competitividad a través de políticas y medidas de promoción que creen condiciones favorables para el crecimiento del sector de manera sustentable en el tiempo".

Frente a ese escenario, las terminales optaron por postergar sus previsiones para el corriente año, porque advierten un clima de incertidumbre que lleva a ser cautelosos y esperar el desempeño del corriente mes.

Dos semanas de análisis con la cadena de valor

Devaluación e impuestos

Como miembro de la Unión Industrial, el presidente de FIAT en la Argentina, Cristiano Rattazzi, dijo al cierre del encuentro en Olivos con la Presidente y los ministros de Economía, Axel Kicillof, y de Industria, Débora Giorgi, que "la caída de la actividad en febrero tuvo que ver con el efecto de la devaluación y de la suba de las tasas de interés, mientras que en el caso de los vehículos importados la baja fue mayor por efecto de los nuevos impuestos internos, aunque tuvieron un impacto menor, entre 4% y 5% del mercado".

Los ministros destacaron que en las próximas semanas seguirán trabajando con las cadenas de valor del sector, para identificar los problemas de competitividad y los efectos de un escenario regional menos favorable, tras los índices récord de 2013 en producción, patentamientos y exportaciones.