www.mecon.gov.ar
www.mecon.gov.ar
 AFIP 162
AFIP 162

El crecimiento del consumo y de la adquisición de bienes durables en los últimos 10 años se apoyó, en parte, en los préstamos personales, prendarios y la financiación de tarjeta de crédito, otorgados a los trabajadores formales, tanto del ámbito público como del privado.

Según la consultora Noanomics, para fines del año pasado "el stock nominal de préstamos de todo tipo otorgados a empleados en relación de dependencia asciende a unos 168 mil millones de pesos, por lo que el endeudamiento promedio del trabajador formal público y privado resulta de 20.101 pesos".

Así -se desprende del informe- la deuda promedio de un empleado formal pasó de 1,8 salarios brutos en el tercer trimestre del año 2003 a 2,3 para el mismo período  de 2013; es decir un aumento del 32 por ciento.

Como dato destacado se puede observar que alrededor del promedio de endeudamiento absoluto y relativo existen grandes diferencias por jurisdicción.

Entre los distritos que presentan un mayor nivel de deuda per cápita absoluta y relativa se destacan la ciudad de Buenos Aires (3,4%) y provincias del norte como Santiago del Estero (3,1%), Salta (2,8%), Misiones (2,7%), Formosa y Tucumán (2,5%) y Chaco (2,4%).

Por otro lado, dentro del grupo de provincias grandes y centrales los niveles absolutos y relativos se encuentran alrededor de la media, mientras que las del sur y Cuyo son, en su mayor parte, las menos comprometidas (ver gráfico).

www.mecon.gov.ar
www.mecon.gov.ar

Al margen de que el peso del endeudamiento sobre el ingreso disponible disminuirá en términos reales por efecto del aumento del costo de vida, "serán las familias de las provincias más endeudadas las que mayor porcentaje de sus ingresos deberán destinar para el repago de sus créditos, disminuyendo por ende la porción destinada a otros fines como el consumo".

Sin embargo, y dado el panorama macroeconómico y financiero actual, los expertos de la consultora advierten que "resulta difícil pensar en que el endeudamiento relativo de las familias pueda aumentar por encima de los valores actuales, sino más bien iniciar una nueva fase de disminución".