Nicolás Stulberg
Nicolás Stulberg

La magistrada en lo penal y contravencional de la Ciudad de Buenos Aires dispuso allanar el terreno ubicado en Fernández de la Cruz y Pola, ocupado hace diez días. La usurpación del terreno comenzó con una veintena de familias en carpas, pero ahora ya hay cerca de 500, muchas de ella con casillas con energía eléctrica y televisión.

La juez justificó el desalojo porque existe un alto grado de contaminación, lo que implica un riesgo para la salud de las personas que residen allí. La resolución explica que para hacerse efectiva debe esperarse una definición de la Cámara en lo Penal y Contravencional, que la semana pasada suspendió una orden similar tras una apelación de la Defensoría General.

Sucede que existe una acordada del tribunal que indica que no se pueden ejecutar este tipo de medidas cuando hayan sido recurridas, tal como sucedió en este caso.

El lunes la Policía Metropolitana desalojó otro predio del mismo barrio ubicado en Zuviría y José León Suárez, donde un grupo de mujeres había instalado carpas dentro de un predio perteneciente a un complejo de viviendas sociales. Las ocupas acusaron a un puntero de la zona de venderles el terreno por 5000 pesos.