NA 162
NA 162

Casi dos meses después de que fuera lanzado el programa, el gobierno nacional fijó las multas para los supermercados que incumplan con el plan de Precios Cuidados. La medida, anunciada este miércoles en el Boletín Oficial, contempla sanciones de $15.625; $23.438 o $38.462 según el ítem que se encuentre en falta.

Los tres montos fueron definidos a partir de la división de la canasta de productos en tres sectores: alto, mediano y moderado impacto en los gastos. "Se previó que el tope de la sanción contemplado en la Ley Nº 24.240, esto es PESOS CINCO MILLONES ($ 5.000.000), era representativo del incumplimiento de oferta para el total de productos de la canasta", explicó el secretario de Comercio Interior, Augusto Costa, en la Resolución 20/2014. Con esa cifra como base, se asignó un monto total de $2.500.000 para el grupo de alto impacto, $1.500.000 para los de mediano y $1.000.000 para los de moderado efecto.

"Para arribar a tales montos se ha tomado en consideración el impacto de cada producto en el gasto total por hogares que se encuentran en los deciles 1, 2 y 3 de la distribución, en base a los datos contenidos en la Encuesta Nacional de Gastos de los Hogares", señaló Costa en los considerandos de la resolución, que está fechada el 14 de febrero pasado.

Entre los 65 productos de alto impacto por los que habrá que pagar multas de $38.462 se encuentran diversos cortes de carne y pollo, las gaseosas Coca Cola y Seven Up de 1,5 litros, todas las líneas de pañales descartables, el jabón en polvo, la leche común entera y hasta las dos líneas de vino tinto incluidas en el acuerdo.

De los 64 ítems de impacto medio que deberán abonar sanciones de $23.438 por faltantes figuran dos tipos de cerveza, jugos en polvo, facturas, diversos aceites de cocina, toallas femeninas y salchichas tipo viena, entre otros. Los postres para niños, el cacao en polvo, el dulce de leche, los útiles escolares y preservativos son algunos de los 64 productos de impacto moderado que deberán pagar la multa más baja si se producen faltantes.

El programa de Precios Cuidados fue lanzado en enero como una forma de no sólo garantizar que los consumidores puedan hacer sus compras a un costo accesible, sino también como una manera de contener la inflación a partir del establecimiento de precios de referencia para todo el mercado. Hasta el momento, puede decirse que su intención no ha tenido gran éxito. Aunque poco a poco los problemas de distribución y abastecimiento van camino a solucionarse, el nuevo Índice de Precios al Consumidor del Indec registró una inflación de 3,7 por ciento, la más alta de la década. La situación no parece que vaya a moderarse: según distintas consultoras privadas, la medición de febrero debería ser aún más alta que el mes anterior.