El llamado de la Presidente que generó aplausos de la oposición

 Télam 162
Télam 162

Cuando promediaban las dos horas de discurso en el Congreso, la presidente Cristina Kirchner insistió en sus cuestionamientos a la Justicia y pidió a los integrantes del Consejo de la Magistratura -cuyas autoridades fueron renovadas recientemente- que "pongan lo mejor de sí para que funcione mejor".

Fue entonces que pidió una "Justicia más ágil". Dijo que es difícil encontrar un fiscal o un juez que atienda los requerimientos de los Poderes Ejecutivos en horas de la noche y apuntó contra las autoridades judiciales que intervinieron en la toma del predio en Villa Lugano.

Al respecto, apoyó la acusación del secretario de Seguridad, Sergio Berni, contra el fiscal Carlos Rolero e insistió en que la ocupación podría haberse terminado si éste iba cuando se lo convocó en el primer momento. Y aseguró que en ese punto coincidió con el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, en un contacto telefónico que mantuvieron ayer ("Sí, hablo con Macri. Ella habla con todos los que la llaman y quieren hablar, no tiene ningún problema", acotó).

Al margen de ese caso puntual, criticó las protestas que interrumpen el tránsito de calles y rutas -"no puede ser que 10 personas te corten una calle y no pase nada"- y solicitó una "normativa de respeto a la convivencia ciudadana".

Tras  remarcar que existe derecho a la protesta, exigió que todos respeten los derechos de los demás ciudadanos. "Aunque pensemos en las antípodas, por favor en el respeto a los ciudadanos pongámonos de acuerdo", indicó.

Esas palabras le valieron el aplauso de los legisladores del oficialismo, pero también de la oposición, algunos de los cuales acompañaron con gestos de aprobación.