AFP 163
AFP 163

El Sindicato Nacional de Trabajadores de Prensa de Venezuela (SNTP) denunció que durante la represión contra los manifestantes opositores registrada el viernes en diversas zonas de Caracas fueron también golpeados y arrestados un grupo de periodistas.

Aunque la mayoría de ellos ya fueron liberados, el SNTP señaló que la italiana Francesca Commissari, colaboradora del diario El Nacional, permanece detenida en la cárcel de Fuerte Tiuna.

El organismo señaló además que le fue retenida su cámara, con la que registraba los hechos de violencia, fue incautada por la GNB. El consulado italiano en Caracas ya fue informado de la situación y está actuando para conseguir su liberación.


     

     

El último informe indica que un abogado pudo dialogar con ella, y señaló que está "Ilegalmente detenida", aunque "se encuentra bien". También confirmó la desaparición de su equipo.

Commissari, junto a otro grupo de reporteros, seguía los choques entre manifestantes y la Guardia Nacional Bolivariana en la zona de Altamira, Caracas, cuando fueron atacados por los oficiales.

SNTP: "GNB golpeó y robó sus equipos a periodistas"

Según la denuncia del sindicato, la "GNB golpeó y les robó sus equipos de trabajo a al menos dos periodistas extranjeros en Altamira".

Además de Commissari, fue agredido Andrew Rosati, que recibió golpes en la cara y abdomen. Luego lo esposaron, los despojaron de su equipo de trabajo y permaneció bajo arresto durante media hora.

Más tarde, el SNTP denunció también que un grupo de la agencia Associated Press (AP), fueron también retenidos durante algunos minutos por la GNB en Altamira.

Cientos de estudiantes opositores encabezaron nuevos enfrentamientos con las fuerzas del orden, que intentaban dispersarlos con gases lacrimógenos, en otra jornada de protestas contra el gobierno en Caracas, durante la cual fueron detenidas más de 40 personas, incluidos ocho extranjeros.

La prensa de todo el mundo (ver Storify debajo) se está haciendo eco de un abuso más de las fuerzas que responden al Gobierno de Nicolás Maduro, quien a pesar de lo que sucede en el terreno sigue promocionando su plan de paz.