Reuters 163
Reuters 163
 Reuters 163
Reuters 163

El subdirector gerente del FMI, Naoyuki Shinohara, lanzó una dura advertencia a toda Latinoamérica el viernes, particularmente a las economías emergentes que dependen de la exportación de las materias primas.

Shinohara señaló, por un lado, el estancamiento en los precios de esos productos primarios, y por el otro lado, y aún más grave, el "riesgo" de que éstos valores caigan en el mercado internacional.

El que es número tres del Fondo Monetario Internacional (FMI), el viernes, finalizó una visita de evaluación a Uruguay sobre la situación económica y financiera del país y dijo, en una rueda de prensa, que el Fondo espera para América Latina un crecimiento regional "un poco mas bajo del 3 por ciento" en 2014.

Entre los países que registrarán un mayor crecimiento, Shinohara señaló a Panamá, Bolivia y Perú.

"Las economías emergentes han estado disfrutando de dinero fácil con los altos precios de las materias primas"

Además, el funcionario recordó que, "en general, las economías emergentes de los países en desarrollo han estado disfrutando de dinero fácil con los altos precios de las materias primas". Al tiempo que advirtió que "la era de fuerte viento de cola está llegando a su fin", por lo que "es claro que las economías emergentes se frenarán un poco".

Respecto de la economía global, subrayó que "se está recuperando desde hace dos años" y para este año el FMI espera un crecimiento mundial del 3,7%, por encima del 3% del año pasado.

Sin embargo, resaltó que "la recuperación es todavía lenta" porque, pese a que "Estados Unidos está mostrando una fuerte recuperación" y "Europa parece estar saliendo de la recesión", "las economías emergentes de los países en desarrollo están creciendo menos".

Por eso -según Shinohara-, "es muy difícil esperar una situación en la que los precios de las commodities crezcan; es mejor esperar que los precios de las comodities van a permanecer estables".

Los países que dependen de ellas "

tienen que estar preparados para que bajen los precios

de las commodities como un riesgo" y "

no esperar que crezcan, ser cuidadosos y un poco conservadores

en el manejo de la economía", alertó.