Beto César y Estelita Ventura terminarán este viernes su participación en la obra "Fiestísima recargada", en medio de un escándalo en el que acusan a Luis Vadalá (ex pareja de Moria Casán) de haberse quedado con el dinero que ganaron ellos como cooperativa.

En Intrusos, Luis Ventura habló del tema e hizo una dura catarsis: "No voy a opinar como no opiné a lo largo de todo el verano porque estoy indignadísimo con esto. Según Estelita, ella no cobró y se quiere quedar a cobrar. Teóricamente, el domingo juntarían el dinero, aunque hay un dinero que creo que no se va a cobrar. Para cobrar, tendría que iniciar una acción legal, pero yo ya le dije a mi mujer que una vez terminado el verano no quería seguir con los dolores de cabeza".  

"La familia no merece que esté como está. Está alterada y haciendo cosas que a mí no me gustan para nada. Pero bueno, está defendiendo su fuente de trabajo. Yo se lo dije antes de empezar la temporada. Este verano no tendría que haber existido para nuestra familia. A mí no me gusta ver a mi mujer despotricando, desencajada, mostrando un costado que no debe existir en los medios. Ella construyó una imagen de una ama de casa, una esposa que tenía opinión en los medios. Ya se veía venir, una sala que tiene cuatro espectáculos en la misma jornada, gente cambiándose en los pasillos. Por Charly G, mi mujer está donde está y hoy verlo en otra vereda a la de mi mujer (defiende a Vadalá), a mí me duele", siguió.

"Vino Vadalá con recibos, yo no soy ningún fiscal, ningún juez, no me tienen que rendir ninguna cuenta. Lo que sí no me cabe ninguna duda es que el nido de ratas existió siempre. Qué tiene que estar haciendo mi mujer y la madre de mis hijos en esa mier... No me lo explico, porque ella no lo necesita. Yo fui dos veces en todo el verano a Mar del Plata porque yo iba a terminar dentro de una comisaría, vi los movimientos, las miradas y un montón de acciones. Se me retuercen las tripas del asco que me da, venden a la madre por dos centavos. Le dije a mi mujer 'renunciá a la guita y volvé'".

"Yo estoy en crisis con mi pareja por esta mier... He perdido a la madre de mis hijos durante tres meses y pico. Acepto la vocación, las ganas, todo, pero hay cosas que no me banco. No es la persona que yo conozco, es otra persona. ¿Por qué sacar la mier... para afuera?, ¿por tres mangos mugrientos que no se los van a dar? Hay mucha gente que está ahí que roban las medias sin sacar los zapatos, hay resaca humana y yo no la quiero mezclada en esa mier... Separado o no con mi mujer, nadie me va a sacar los 30 años de convivencia. No quiero vivir en esta situación, mis hijos haciendo la comida, yo yendo a ver cómo se lava la ropa. Tengo una heladera rota y no compro otra porque estoy esperando que mi mujer se digne a volver. Mi casa hace tres, cuatro meses que está parada. No es un reproche, es un sentimiento. La verdad, mis hijos y yo la estamos pasando como la mier... Se hizo una votación en mi casa, donde mis hijos votaron que tenía que ir, yo voté que no porque sabía que iba a terminar en esta cagada que terminó siendo", concluyó.