El gobierno de Venezuela responsabiliza al ex mandatario colombiano Álvaro Uribe de intentar desestabilizar su gobierno, alentando las protestas opositoras. La ira del mandatario Nicolás Maduro contra el colombiano es conocida, pero ahora el discurso se volvió recurrente en todos los funcionarios bolivarianos.

El canciller Elías Jaua repetía estas acusaciones cuando  un periodista de la cadena venezolana Televen hizo la pregunta obvia: "¿Tienen pruebas?". El chavista estalló, lo acusó de ser prácticamente un traidor.

Mientras tanto, en distintas ciudades de Venezuela continúan las manifestaciones convocadas por los estudiantes y dirigentes de la oposición contra el gobierno de Maduro. El número de muertos en enfrentamientos, principalmente causados por los motorizados chavistas, ascendió este martes a 15.