Poli regresó a Buenos Aires y admitió que el Papa impulsa un debate sobre los divorciados

Reuters
Reuters
AP
AP
EFE
EFE
Reuters
Reuters
AFP
AFP

Lo que nació como una versión cobró fuerza y a esta altura ya logró la categoría de información: la Iglesia Católica evalúa levantar la prohibición de comulgar que pesa sobre los divorciados vueltos a casar.

El arzobispo de Buenos Aires contó que en su reciente  paso por el Vaticano, donde fue nombrado cardenal, "no se habló de eso" con el Papa, pero reconoció que "es un tema que se va a discutir en el sínodo".

Al ser consultado sobre la posibilidad de que esta intención se convierta en una autorización formal para los divorciados, Poli aclaró: "No soy futurólogo, es un tema pastoral y así hay que encararlo".

El flamante cardenal no dudó en rechazar las especulaciones en torno a que esta intención pudiera tener relación con alguna decisión inminente de la Iglesia respecto del matrimonio igualitario. "No tiene nada que ver, ese tema no está ni en carpeta", aseveró.


La III Asamblea General Extraordinaria del Sínodo de los Obispos tendrá lugar en el Vaticano del 5 al 19 de octubre de 2014. El tema será: "Los desafíos pastorales de la familia en el contexto de la evangelización".