NA
NA
NA
NA

Un hombre murió esta madrugada a raíz de un nuevo conflicto por el déficit habitacional que se desató en el barrio porteño de Villa Lugano, donde un grupo de familias que tomó terrenos linderos al Parque Indoamericano se enfrentó a tiros en momentos en que loteaban el lugar.  

Según informaron fuentes policiales, durante la noche llegaron al lugar varias personas con el fin de ocupar los terrenos,  y en medio de la toma hubo disparos que habrían provocado la muerte de Osvaldo Soto, argentino de 30 años de edad, quien recibió tres impactos de bala, uno en la pierna y otros dos en el tórax

Esta mañana llegaron al lugar varios móviles de Gendarmería que por el momento sólo custodian los alrededores pero podrían participar de un eventual desalojo. La fiscalía 43 investiga el caso como Usurpación y homicidio.


Desde esta madrugada, el predio, donde algunos ocupantes ya habían comenzado a delimitar parcelas y levantar precarias carpas, era vigilado por efectivos de la Gendarmería y la

.


El fiscal Carlos Rolero intentaba esta mañana "una salida pacífica" para frenar la toma ilegal de tierra en el barrio porteño de Villa Lugano, a pocos metros del Parque Indoamericano y el asentamiento Villa 20.


"El Gobierno de la Ciudad va a interceder para escuchar los reclamos. Les pido y los invito a que establezcamos una vía de diálogo que permita arribar a una vía pacífica para una solución", dijo Rolero a los ocupantes ilegales.


El funcionario judicial llegó al lugar donde un centenar de personas intentó tomar tierras que están deshabitadas y cuentan con un elevado nivel de contaminación, e intentaba una salida acordada al conflicto, en el marco del cual un hombre murió baleado en la noche de este lunes.


"Nuestra solución sería la tierra, porque no tenemos a donde ir. Somos todos nacidos acá  y aún no tenemos nuestra casa", expresó uno de los ocupantes del predio al explicar la causa de la toma del predio.


"Nosotros necesitamos la solución ahora, no dentro de un año. Yo tengo a mi nene y sé que no lo puedo traer acá  porque el terreno está medio contaminado. Necesitamos la solución ahora, como mínimo a corto plazo", agregó otro ocupante.
  

La usurpación ocurría a unos 200 metros del Parque Indoamericano, escenario en diciembre de 2010 de violentos incidentes durante una toma de tierras protagonizada por unas tres mil familiares, que derivó en la muerte de dos personas.