AP
AP

El español volvió a gritar campeón luego de la lesión en la espalda que lo obligó a ausentarse del ATP 250 de Buenos Aires, y conquistó su segundo título en el año y el número 62 en su carrera profesional.

El número uno del mundo Rafael Nadal superó por 6-3 y 7-6 (3) al ucraniano Aleksandr Dolgopolov (54) en la final del ATP 500 de Río de Janeiro y se coronó en poco más de una hora y 41 minutos de juego.

Es el primer título que gana Nadal desde su derrota en la final del Abierto de Australia ante el suizo Stanislas Wawrinka, en medio de molestias en su espalda. En 2014 también fue campeón en el torneo de Doha.

En el juego, el ucraniano baso su resistencia en la potencia de sus golpes.  Con 10 aces (Nadal tuvo 3) y 34 winners (contra 16) pudo jugar de igual a igual con el número uno del mundo, pero los errores no forzado lo condenaron (27 contra 7) y cayó sin atenuantes.

Con este titulo, Nadal empata al argentino Guillermo Vilas como el séptimo jugador con más títulos en la ATP. El de Río es el torneo que gana en Brasil, luego de conquistar San Pablo y Costa Do Sauipe.

Tras el encuentro ambos tenistas, pidieron por la paz en Ucrania. "Me gustaría enviar mi apoyo a mi país. Espero podamos vivir en paz", dijo Dolgopolov, quien saltó a la cancha con un cintillo negro en su indumentaria.