163
163
 162
162
 AFP 163
AFP 163
 AFP 163
AFP 163
 AFP 163
AFP 163
 New York Times 163
New York Times 163
 AP 163
AP 163
La Procuraduría de México difundió la foto oficial del \Chapo\
La Procuraduría de México difundió la foto oficial del \Chapo\" Guzmán tras su captura" 163
 AP 163
AP 163
 163
163

El 19 de enero de 2001,  Joaquín Guzmán Loera decidió que era tiempo de abandonar la prisión de Puente Grande en la que permanecía recluido tras ser apresado en Guatemala en 1993: minutos después de las 21:45 se metió en un carro de lavandería, se cubrió con una sábana y un colchón y consiguió cruzar el umbral del estacionamiento del penal de máxima seguridad del estado mexicano de Jalisco. Ese día nació el mito y comenzaron a agigantarse la fortuna y el poder del hombre mundialmente conocido como "El Chapo".

Durante los 13 años que vivió como fugitivo, mucho se dijo del líder del Cartel de Sinaloa, padre de nueve hijos que fueron producto de tres matrimonios -uno de ellos con una ex reina de belleza-, al que la revista "Forbes" catalogó como uno de los 10 hombres más ricos de México.

Los rumores sobre su muerte, las versiones que daban cuenta de que se había sometido a numerosas cirugías en el rostro para cambiar su apariencia y las mudanzas permanentes para escapar de la DEA alimentaron la leyenda de una figura enigmática que fue vinculada a la Argentina.

      Fuga del Chapo Guzmán

Investigadores que siguieron la pista del "Chapo" Guzmán durante los años que estuvo prófugo aseguraron que el capo narco vivió en el país durante ocho meses, entre agosto de 2010 y marzo del 2011, acompañado por su mujer y una hijastra.

"Se estima que usó una nueva identidad falsa, porque de todas las que hay en el mundo ninguna coincidió con la de las personas que se embarcaron en los distintos aeropuertos del país", revelaron las autoridades a la agencia Noticias Argentinas. "De lo que sí hay registros es de su esposa e hijastra saliendo de Argentina en el mes de marzo", precisaron.

La misma fuente apuntó en 2011 que el líder del Cartel de Sinaloa abandonó la Argentina en un avión que salió de Ezeiza dos días antes de que se pidiera su captura internacional: "Se cree que lo hizo en el mismo vuelo que su familia".

     

Durante su estadía en el país, Guzmán habría extendido su área de negocios y se habría instalado en regiones pobres para producir, almacenar y distribuir drogas: entre ellas se señala a las provincias de Chaco, Formosa y Misiones, todas con zonas de frontera que ofrecen una ruta de escape y tráfico de drogas inmediatos.

En mayo de 2010, el periodista mexicano José Reveles, especialista en temas de narcotráfico, investigó lo que sucedía en Chaco y lo documentó en su libro El cártel incómodo, en el que señaló que la DEA había colocado agentes en Resistencia ante el avance del grupo narco que usaba iglesias evangélicas como fachada para encubrir sus actividades.

Se estima que grupos satélites del Cartel de Sinaloa comenzaron a operar en esta zona del cono sur en el año 2007. Y una prueba contundente de ello se dio en junio de 2008, cuando la Policía Bonaerense desarticuló un centro clandestino de producción de drogas sintéticas en Ingeniero Maschwitz y nueve de los diez detenidos fueron de origen mexicano.

Entre los apresados estaba Juan Jesús Martínez Espinoza, denominado "El rey de la efedrina" y vinculado al Cartel de Sinaloa. Un mes después de ese operativo aparecieron asesinados los empresarios Sebastián Forza, Damián Ferrón y Leopoldo Bina. Todo esto reforzó las presunciones de que la sombra del "Chapo" Guzmán se cernía sobre la Argentina, incluso antes de que se refugiara en el país para escapar de la Justicia.

El 22 de febrero de 2014, "El Chapo" fue apresado en la torre de condominios Miramar, situada en Mazatlán, puerto turístico de la costa de Sinaloa, tras una operación conjunta entre fuerzas de los Estados Unidos y de la Procuraduría General de la República (PGR) mexicana.

Controlado con esposas y por dos marinos, uno de los cuales lo llevó agarrado del brazo derecho y del cuello, obligándolo a mantener la cabeza gacha, Guzmán, que vestía una camisa clara y pantalón negro, caminó de manera pausada y con tranquilidad hasta el helicóptero Black Hawk que primero lo llevó a un hangar de la Marina ubicado en el aeropuerto internacional de México y más tarde lo trasladó al penal del altiplano.

Se lo vio con una figura similar a la de fotografías difundidas en los últimos años por las autoridades, aunque tenía el cabello teñido de negro y la nariz un poco más ancha de la que se le había visto en imágenes publicadas antes de su fuga. Quizás ahora sí se pueda echar luz sobre una historia enigmática y oscura.