AP 163
AP 163

"Venían a buscar a mi hijo. Allanaron mi casa y la de su familia. Eran como 15", reveló Leopoldo López Gil, en diálogo con Mundo roto, de la radio  argentina AM 1110. El padre del dirigente del partido opositor Voluntad Popular encarcelado por el gobierno de Nicolás Maduro contó cómo son sus primeros días en prisión: "Mi hijo está en una cárcel militar, venimos de visitarlo. Ayer le confirmaron la privación de libertad hasta que se realice el juicio. Está aislado, sólo su mujer pudo verlo brevemente".

Afirmó que su hijo "está como un dirigente íntegro, cumpliendo su responsabilidad pero también indignado porque esto es una injusticia: no tiene sentido alguno que esté en esta situación". Aseguró que los López están más unidos que nunca: "Estamos detrás de Leopoldo, con una fortaleza que esperamos poder transmitir al país. Porque este país necesita mucha fuerza y mucha fe para continuar".

     

El padre del antichavista  explicó que Venezuela está "viviendo un momento muy poco feliz".  "Me imagino un escenario muy triste, donde lamentablemente la libertad esté cercenada", agregó.

Cuando se le preguntó por su seguridad y la de su familia, López padre fue tajante: "El Gobierno tiene la obligación constitucional de garantizarnos la seguridad a todos los ciudadanos, aunque se llamen López. Es evidente que nosotros estamos en unas condiciones muy difíciles".

Más tarde, el padre del dirigente habló con el canal de noticias argentino

TN

, en donde le consultaron cuál es su pronóstico de las movilizaciones que se desarrollan en Venezuela.



"Las movilizaciones seguirán porque hay tantos problemas que a la gente le sobran los motivos para estar en las calles, más allá de la convocatoria actual por la liberación de mi hijo", respondió y agregó: "El arresto de Leopoldo López es tan solo una torpeza, pero esto continuará".