NA 162
NA 162

Se sabe que el ego de los políticos suele ser inmenso. También, que los autohomenajes son parte del escenario político argentino. El problema surge cuando esos homenajes que se hacen de sí mismos y su carrera son pagados con el dinero de los contribuyentes. Es el caso del ministro de Trabajo y Seguridad Social de la Nación, Carlos Tomada, que en 2011 hizo producir una película sobre su carrera política en el kirchnerismo, financiada con fondos públicos.

Corrían los días anteriores a la elección de 2011 y Tomada creía que podía darle al kirchnerismo un triunfo en el territorio porteño, tradicionalmente hostil al peronismo. Estaba decidido a reforzar su campaña por la jefatura de Gobierno con un video en el que se iban a describir sus logros desde que llegó a esa cartera el 25 de mayo del 2003, cuando fue nombrado por Néstor Kirchner.

En lugar de contratar el servicio con los fondos de campaña o personales, Tomada llamó a una licitación para que el Estado se hiciera cargo de los gastos.

El ministerio de Trabajo realizó, entonces, dos licitaciones privadas (una de ellas fallida) para la recopilación de material de archivo de su propio ministerio, la adquisición de material que no poseía la repartición y la filmación de entrevistas que serían, luego de aprobado un guión, llevadas a un DVD del que –aparentemente según los pliegos licitatorios- sólo se realizaron 50 copias, cuyos destinatarios y la calidad del material se desconocen.

Las licitaciones privadas en cuestión fueron la 17/2011 (dejada sin efecto) y la 25/2011 (expediente N° 143.047/10), que fueron publicadas en el Boletín Oficial. La ganadora de esa licitación fue la firma Milkao SA, de acuerdo con documentos en poder de (Eliminando Variables) que obtuvo un contrato por $142.780 para la realización de ese particular trabajo. A valor dólar oficial más alto del 2011, la cifra rondó los 29 mil dólares.

El dato llamativo es que el costo adjudicado entre la licitación inicial (la 17/2011) y la final (la 25/2011), casi se triplicó, pasando de $48.600 a $142.780.

De acuerdo con los pliegos de las especificaciones técnicas, la idea madre fue la "confección de un video documental" con las actividades protocolares y entrevistas realizadas por el ministro y otros funcionarios del Ministerio, con retoques digitales, placas y animación, corrección de imágenes, musicalización y con la presencia de un locutor del ISER.

Parte de ese material documental disponible en diversos formatos (VHS, DVD, VCD, etc), fueron "provistos por la Dirección de Prensa y Comunicaciones".  Y subrayaba que el material a aportar por la empresa prestataria del servicio, debía estar "obrante en sus archivos". Además, se solicita que el archivo fílmico debía ser actualizado con la realización de entrevistas de la prestataria con todo el material técnico y humano disponible para actualizar temas.

De acuerdo al documento de contratación al que accedió (Eliminando Variables), Milkao SA recibió el material oficial del período 2003 al 2011, junto con grabaciones de exposiciones públicas realizadas por Carlos Tomada y otros funcionarios dentro del Ministerio de Trabajo o en ámbitos externos.

El trabajo propio de la empresa para realizar el documental/película de Tomada, de hecho, consistió en 10 jornadas de trabajo de 4 horas y hasta 230 horas de edición de videos, con hasta 60 horas de edición de sonido.

El trabajo final tendría que estar multicopiado en 50 unidades de DVD, con impresión en calidad fotográfica y dentro de cajas plásticas, transparentes, doble, de 7 mm para presentación.

Algunos detalles de las empresas que cotizaron

La licitación privada 17/2013, que poseía el número de expediente 143.047/2010, fue originalmente publicada en el Boletín Oficial el 6 de abril de 2011. En principio, había sido seleccionada la firma Guevara 24 SRL, por un total de $48.600. Sin embargo, en un dictamen, tras algunas consultas realizadas por la "Dirección de Prensa y Comunicaciones" del Ministerio de Trabajo, se informó que el material documental de Tomada con el que contaba la firma era "insuficiente, teniendo en cuenta que no incluye ningún documento entre los años 2003/2005 y de los años posteriores", y que "sólo se mencionan pocos eventos aislados".

La misma Dirección de Prensa, a la vez, señaló que el material final no podría estar "supeditado" al que "eventualmente" podría ser provisto a la empresa adjudicataria por terceros. En tal sentido, se declaró fracasada la licitación, sin efecto, y se decidió abrir otro llamado, esta vez bajo el número final 25/2013, aunque con igual número de expediente.

En esa licitación se presentaron 3 ofertas para cotización: las de las firmas Sedial SA (por $168.795), Milkao SA (la ganadora, por $142.780) y Ladoblea SA (por $491.016).

Tanto Sedial SA como Milkao SA compartían un dato en particular: ambas tuvieron el mismo presidente desde el 2008 al 2010. La persona en cuestión es Pablo Gastón Catán, dando la misma dirección societaria para las compañías: Viamonte 749 Piso 15 oficina 5, CABA.

Durante el transcurso del 2010, según datos a los que accedió (Eliminando Variables), Catán renunció a ambas sociedades como presidente, quedando sólo como director suplente de la firma Milkao SA, siendo nombrado presidente de la sociedad Ignacio José Daubian.  La firma Sedial SA, en apariencia desde esa fecha, cambió de propietarios, siendo los mismos desde fines del 2010 Jorge Alfredo Barry (como presidente) y Juana Barry como vicepresidente. Sin embargo, los actuales titulares de ambas compañías continúan dando como "domicilio especial" la dirección de Viamonte 749 Piso 15 oficina 5, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.


Milkao SA y Sedial SA, además, cuentan con otra coincidencia: originalmente fueron concebidas como entidades financieras y de inversión, con la característica que Milkao SA era también inmobiliaria. Esta empresa, a la vez, agregó a sus "objetos societarios" en el 2008, la posibilidad de realizar actividades de marketing, promoción y la realización de eventos, junto con la publicidad e imagen. En el caso de Sedial SA, también modificó su estatuto, aunque en el 2010, con sus nuevos propietarios, enfocándose en la comunicación.


Ladoblea SA, la otra empresa cotizante, tenía como antecedente haber sido adjudicada en el 2010 para la realización de un video documental del ministerio de Trabajo en ocasión de los festejos del Bicentenario de la Revolución de Mayo 1810-2010. Esa licitación pública fue la 35/2010, por un monto de $317.000.

(Eliminando Variables) intentó hacerse con alguna copia del material de video realizado para el ministro Tomada en la licitación 25/2011. Fue imposible hallar copias y la página del ministerio tampoco la tiene en sus archivos. Después de todo, aquel trabajo fue realizado en tiempos de una campaña electoral que terminó en derrota para el ministro. Y la película de Tomada quedó en el arcón de los recuerdos, como muchas cosas que se pagan con el dinero de los contribuyentes.  Los 590 dólares que costó cada copia hicieron de este video un gusto personal muy caro para el funcionario que soñaba con ser jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

El Ministerio de Trabajo, a través de un comunicado, desmintió por la tarde que la intención de los videos contratados haya tenido como objeto una campaña electoral personal. La cartera confirmó la información, pero aseguró que el trabajo fue realizado para reflejar "cuestiones vinculadas a la gestión".

Artículo publicado en el blog www.eliminandovariables.com