Tinder, la forma más simple de llegar al sexo casual en Sochi

AFP
AFP

Los Juegos Olímpicos de Invierno Sochi 2014 son los más calientes de la historia. Es que las temperaturas en la ciudad rusa llegan a los 20 grados, el sol es protagonista, y los atletas arden en la villa de concentración atraídos por las nuevas tecnologías que facilitan las relaciones y el intercambio cultural.

La organización destinó 100 mil condones para el cuidado de los 3.000 deportistas, un promedio de dos preservativos por día para cada uno de ellos (en los JJOO de Londres 2012 tenían 15 para utilizar en 17 días). Sin embargo, por los festejos en el día de San Valentín y el crecimiento de la red social Tinder, los competidores aseguran que no serán suficientes.

Tinder causó furor entre los atletas, ya que en ella encontraron la forma más simple de concretar encuentros casuales. ¿Cómo funciona? Perfil, datos y una imagen. Hasta allí, como cualquier otra. La novedad es que la aplicación utiliza la ubicación del usuario y le marca que gente está a su alrededor utilizando la misma.

Además, pone en contacto a usuarios con intereses similares. Si dos personas se sienten atraídas y se regalan un "Me Gusta", un corazón se despliega a modo de chat y permite el intercambio de mensajes. Un nuevo Cupido del amor que aumentó un 400% sus usuarios en Sochi.

  163
163

El número estimado de atletas que tienen relaciones en la Villa Olímpica durante la disputa de JJOO es del 70%. Y en el 30 % restante se encuentran algunos que priorizan la competencia deportiva. "Esto me distrae mucho, borré mi cuenta para enfocarme en los juegos", aseguró la medallista de snowboard slopestyle Jamie Anderson.

"Somos personas atractivas saliendo juntas y esas cosas suelen suceder", cuenta Alex Diebold, atleta estadounidense de snowboarding, quien se resiste al uso de los teléfonos inteligentes. Al mismo tiempo que la neozelandesa Rebecca Torr se volvió adicta a esta red social, luego de concretar un acercamiento con los atletas del equipo jamaiquino.

En medio de las leyes homófobas en Rusia, que han traído una gran discusión y discrepancia a nivel mundial, atletas heterosexuales, gays y lesbianas se divierten en los denominados "Juegos Paralelos".

La Villa Olímpica se asimila a un centro de estudiantes universitarios "acalorados", parece un viaje de egresados. Un festival de hormonas al que ningún deportista quiere faltar y que encontró en el Tinder su mejor arma de seducción.

 AFP 162
AFP 162