AFP 163
AFP 163

Durante la rueda de prensa que ofreció este domingo, el gobernador de Miranda y líder de la oposición, Henrique Capriles, anunció que la Mesa de la Unidad Democrática realizará una movilización para condenar "el paramilitarismo y la violencia". "En las próximas horas, diremos horario y lugar de la manifestación pacífica que convocaremos en contra de los hechos de violencia de los últimos días", explicó.

Capriles exigió también que cesen las persecuciones políticas y afirmó que el foco de la alternativa y cambio en el país se está perdiendo tras los incidentes violentos presentados en las recientes manifestaciones estudiantiles, que dejaron un saldo de tres muertos, según consigna el periódico venezolano El Nacional. "No más violencia; dejemos sólo a los violentos.  Este gobierno nos ha demostrado hasta el cansancio que no le duele la vida de los demás venezolanos", sentenció.

El ex candidato presidencial pidió también que se lleven a cabo investigaciones para aclarar los hechos violentos. "Queremos abrazarnos a la paz y la tranquilidad. Usted no puede reprimir una manifestación a plomo. Eso es totalmente violatorio a todas las garantías de los derechos humanos y a nuestra Constitución", agregó, dirigiéndose al presidente Nicolás Maduro.

     

"En un país donde hay democracia, el Gobierno no puede censurar a los medios de comunicación", condenó en referencia a la cancelación de la emisión de la colombiana NTN24 durante la manifestación del miércoles pasado, día en que se registraron las muertes de dos de estudiantes venezolanos y de un militante chavista.

De acuerdo con Capriles, el Gobierno arenga la violencia y ataca a manifestantes para generar odio y ocasionar que la protesta pacífica se convierta en focos de violencia, y así desviar la mirada de la crisis que vive Venezuela en los diferentes sectores. "Ellos ganan con la violencia. Hoy se habla de la situación que hubo en Altamira y no de los dos religiosos asesinados", ejemplificó.

"La protesta pacífica es la expresión de un problema, de algo que se tiene, de un problema que se vive. La protesta tiene que ser pacifica y la protesta tiene que darnos la oportunidad de expresar los graves problemas que estamos viviendo los venezolanos", remarcó, haciendo hincapié en que la oposición debe evitar también la violencia. "La única vida que estoy dispuesto a sacrificar es la mía", concluyó.