@evleaks 162
@evleaks 162

Si bien en un principio el teléfono con Android de Nokia sonaba más a una fantasía que a una realidad, la firma finlandesa se estaría preparando para presentar el dispositivo en pocas semanas, durante el Mobile World Congress (MWC) de Barcelona, que comienza el 24 de este mes.

El fabricante de la línea Lumia ya había anunciado en enero un evento para la exposición, que se llevará a cabo el primer día del MWC a las 8:30 hora local. Si bien Nokia no reveló sobre qué se trataría su presentación, el anuncio avivó los rumores sobre un smartphone con Android, que ya venían de meses atrás.

Nokia fue adquirida por Microsoft en septiembre y, aun antes de la compra, las dos empresas eran socios Windows Phone. La empresa con base en Espoo, con su línea Lumia, concentra las mayores ventas de teléfonos con la plataforma. Así, para diciembre de 2013, Nokia representó el 92% de las ventas de smartphones con Windows Phone, de acuerdo con la consultora AdDuplex.

Android, por su parte, domina cómodamente el segmento más económico de smartphones –y la totalidad del rubro de teléfonos inteligentes–. Con su nuevo dispositivo con la plataforma de Google, Microsoft y Nokia (que anteriormente se mantenía al frente de los mercados emergentes con sus celulares) buscan hacerse un lugar significativo en ese sector, según subrayó el diario The Wall Street Journal.

Las empresas reservarían Windows Phone para pelear en la gama alta del mercado, donde compiten en la actualidad con equipos como el iPhone 5S, de Apple o el Galaxy S4, de Samsung, de acuerdo con el periódico.

Normandy –tal el nombre de código del smartphone Nokia con Android– traería una versión muy modificada del sistema operativo de Google, que incorporaría una interfaz similar a la de Windows Phone, con los ya conocidos mosaicos.

Si bien correría aplicaciones de Android, el teléfono incorporaría los servicios de música y mapas propios de Nokia. En este sentido, Normandy no incluiría todas las aplicaciones disponibles para equipos con el sistema operativo de Google.

El smartphone buscaría competir en la gama baja del mercado de teléfonos inteligentes. Vendría equipado con pantalla de 4 pulgadas, cámara de 3 megapíxeles, 512MB de RAM y 4GB de almacenamiento interno.