REUTERS 163
REUTERS 163

Si bien su legado político, social y humano es universal, lo cierto es que Nelson Mandela ha dejado un interesante testamento desde el punto de vista material. Según señaló el juez Dikgang Moseneke, uno de sus testamentarios, el patrimonio de ex presidente sudafricano fue valorado provisionalmente en 46 millones de rands (4,1 millones de dólares).

Moneseke dijo que se llevó a cabo un inventario provisional que "refleja un valor provisional de 46 millones de rands", durante la lectura pública del testamento.

Mandela legó principalmente su patrimonio a las escuelas donde estuvo y al Congreso Nacional Africano (ANC), su partido.

Sus tres propiedades fueron legadas a la fundación familiar Nelson Rohlilala Mandela Family Trust, entre ellas, la casa en la que está enterrado en Qunu, en el sur de Sudáfrica, y la de Johannesburgo, donde recibió cuidados médicos en el barrio acomodado de Houghton.

"Mi deseo es que sirva también de lugar de reunión de la familia Mandela para mantener su unidad mucho tiempo después de mi muerte", escribió en sus últimas voluntades.

La familia Mandela mostró públicamente sus divisiones en los últimos años, especialmente entre su nieto Mandla, primer heredero varón según la costumbre xhosa, y su hija mayor, Makaziwe.

Nelson Mandela, fallecido el 5 de diciembre y enterrado en su aldea natal, diez días después de su fallecimiento, tiene más de 30 hijos, nietos y bisnietos de sus dos primeros matrimonios.

 AFP 163
AFP 163

El mundo sigue llorando a "Madiba"

También puso en su testamento a los hijos de su viuda Graça Machel, con quien se casó a los 80 años.

"La lectura de un testamento siempre es para las familias una ocasión cargada de emociones, porque hace resurgir muchas cosas, pero fue bien. Se leyó el testamento, página por página. Esto necesitó más tiempo de lo previsto. Se pidieron algunas aclaraciones", señaló el juez Moseneka.

"Prácticamente toda la familia Mandela y sus descendientes estuvieron presentes, lo cual nos alegró", añadió.

En el testamento, redactado en 2004 cuando tenía 86 años y posteriormente enmendado, Mandela tuvo palabras personales para la mayoría de sus herederos, según el juez.


Mandela, recordado y venerado por todo el mundo

Primer presidente negro de Sudáfrica después de haber pasado 27 años en las cárceles del apartheid, Nelson Mandela falleció el 5 de diciembre de 2013 a la edad de 95 años. Su muerte fue llorada por el mundo entero, y líderes de todos los países asistieron a sus funerales.

"No puedo imaginar mi vida sin el ejemplo que me ha dado Mandela, y mientras viva, intentaré honrar su legado", había dicho el mandatario estadounidense Barack Obama, quien también fue condecorado con el Premio Nobel de la Paz

Nacido en 1918 en Umtata, Transkei, Mandela renunció a su derecho hereditario a ser jefe de una tribu xosa y se hizo abogado en 1942. Dos años después, ingresó en el Congreso Nacional Africano (ANC), un movimiento de lucha contra la opresión racial. Su ideología era un socialismo africano: nacionalista, antirracista y antiimperialista.

En 1948, llegó al poder de Sudáfrica el Partido Nacional, que institucionalizó la segregación racial al crear el régimen del apartheid. Inspirado en Ghandi, el ANC propugnaba métodos de lucha no violentos, y la Liga de la Juventud, presidida por Mandela, organizó campañas de desobediencia civil contra las leyes segregacionistas.

Mandela fue detenido y liberado en varias ocasiones, pero en 1964 fue condenado a cadena perpetua tras una gira por diversos países en los que hacía propaganda de la causa sudafricana. Su lucha lo convirtió en un héroe de los derechos humanos.