NA 162
NA 162
 Infobae 162
Infobae 162

Desde las cero horas de este lunes, la petrolera Shell aumentó un 12% el precio de venta de sus combustibles a las estaciones de servicio que su cadena tiene en todo el país. Según pudo confirmar Infobae, en el barrio porteño de Palermo, por ejemplo, la nafta super pasará de valer $9,78 el litro a $10,95.


Se trata del segundo aumento que la compañía holandesa aplica en lo que va del año, luego de que a comienzos de 2014 aplicara, como YPF, un incremento promedio del 7% en sus combustibles.


La nueva remarcación llega  tras la devaluación del 20 por ciento que convalidó el Gobierno hace diez días y las acusaciones que el presidente de la entidad, Juan José Aranguren, recibió por parte del oficialismo por presuntamente haber intentado montar una "operación" para fomentar la suba del dólar por encima de los 8 pesos. El propio empresario, sin embargo, se encargó de desmentir esa versión.


A través de un comunicado, la compañía informó que las subas se aplican a partir de "la evolución de las distintas variables que afectan el mercado de los combustibles en la Argentina". Admitió además que está "haciendo un traslado parcial del fuerte incremento en pesos que se está produciendo en el costo del petróleo crudo, nuestro principal insumo".


De todas formas, Shell planteó que el traslado del 12% se hace al producto que compran los estacioneros. Serán éstos los que definan en qué proporción llegará el incremento al público. "Confiamos en que los operadores de estaciones de servicio Shell sabrán entender nuestra decisión comercial y que los clientes finales continuarán eligiendo la calidad de nuestros productos", planteó la firma.


Según pudo confirmar Infobae, hasta anoche, el precio de la nafta super en una estación de la compañía ubicada en el barrio porteño de Palermo -sin el aumento del 12%- era de 9,78 pesos, mientras que la fórmula común cotizaba a 8,80 y la V. Power a 10,96 pesos.