Rolando Schiavi jugó su primer partido con la camiseta de Rivadavia de Lincoln, en un amistoso ante la Selección de la Liga Amateur de la ciudad. Fiel a sus costumbre, el ex Boca mostró su firmeza a la hora de marcar a los rivales, aunque lo hizo con más calma que cuando jugaba en el "Xeneize", debido a que el 15 de febrero tendrá su debut oficial en el Argentino A, cuando el equipo se mida ante Guillermo Brown de Puerto Madryn como local. Cabe destacar que el club marcha en el último lugar de la zona Sur, con cinco unidades y comprometido con la permanencia.


"La verdad que estoy contento, me gusta estar acá y volver al club, pero no pensé que iba hacerlo", sostuvo el defensor que fue campeón a nivel local e internacional con Boca, quien además afirmó: "Había decidido irme con Martín (Palermo), pero él justo se tuvo que ir de Godoy Cruiz (iba a ser ayudante). Luego, se presentó esta propuesta y junto con mi familia lo hablamos y decidimos venir".


Después, cuando le consultaron si volvería a tomarse en serio la chance de jugar cotidianamente, el defensor manifestó: "Ahora no creo. Espero que Palermo encuentre rápido un equipo, porque está desesperado por dirigir. Mientras tanto, con mi hermano espero que podamos ayudar al club y vamos a hacer lo imposible para sacarlo adelante. El 16 ya voy a estar disponible, porque la semana próxima (cuando se reanuda el certamen) no voy a poder llegar".


Finalmente, el ex jugador de Boca también se refirió a la derrota en el clásico ante River por 2 a 1 en Mendoza, sobre lo que expresó: "Sufrí mucho con Boca, demasiado, pero lo sufro porque soy hincha y esa clase de partidos quiero que la gane siempre". Así, el ídolo que los hinchas del conjunto de La Ribera pedían por su regreso, tras su paso por el fútbol de China,en el Shanghai Shenhua, no se olvidó de su ex club.