162
162
 AFP 162
AFP 162
 AFP 162
AFP 162

Si bien desde el 2009 Bitcoin revolucionó el proceso de completar transacciones comerciales a través de Internet, dando un categórico nacimiento a las monedas virtuales, aún su uso masivo está envuelto en polémicas. Al mismo tiempo que una lista de monedas on line pelean por un lugar en la billetera, o mejor dicho en la computadora de la gente.

Las monedas electrónicas introdujeron un nuevo término y tal vez allí radique el origen de sus batallas: el de "cryptocurrency" (moneda encriptada) ya que por su propia naturaleza en este caso, cada bitcoin se origina a partir de usar una cadena de números cifrados que corresponde únicamente a un destinatario.

Su esencia es evitar la presencia de intermediarios como los bancos; ya que los usuarios comparten información directamente, llamada P2P o red de pares (peer to peer).

Para realizar las operaciones se lleva a cabo un procedimiento llamado mining, que es la resolución de un algoritmo matemático. Por cada problema resuelto, se procesa un bloque de bitcoin.

Los bitcoins no están vinculados a ninguna forma de moneda física, su valor depende completamente de la cantidad de personas que lo están usando. Para transferir bitcoins, solamente hay que mandar al receptor la cadena de números -no hay que proveer nombre, dirección o lo demás- y así se reduce el riesgo de una violación a la seguridad.

 162
162

Y por supuesto que el rasgo del anonimato también puede crear problemas. La idea acerca de que las compras sean completamente seguras es la justificación más clara  para el hecho de que las transacciones hechas por bitcoin "no tienen vuelta atrás".

Envuelto en polémica

Actualmente alrededor de bitcoin todo es polémica: para algunos analistas poder comprar sin revelar datos personales habilitó el uso de bitcoins en el mercado negro on line de drogas llamado Silk Road, con base en la llamada "Internet profunda" o "deep web" . A partir de estas informaciones el sitio fue cerrado por el FBI en octubre pasado.

Luego vino el arresto de Charlie Shrem, defensor acérrimo de la moneda virtual y uno de los fundadores de Bitcoin. Shrem debe responder ante la justicia de Nueva York la denuncia penal en su contra por tres cargos: transferencias de capital sin licencia para hacerlo; blanqueo de dinero y omisión a la obligación de informar a las autoridades cuando se detectan operaciones sospechosas.

Se lo acusa a Shrem del blanqueo de un millón de dólares  en bitcoins para comprar drogas y otros productos ilegales en la "deep web" Silk Road.

Lo bueno

Para bitcoin la seguridad en las transacciones es una de sus máximas obsesiones. A través del anonimato y de garantizar el destinatario se evita el fraude.

En la Argentina existe la Fundación Bitcoin Argentina para "promover el estudio y desarrollo de economías digitales descentralizadas" como bitcoin, significando el futuro potencial de la moneda.

Su presidente Diego Gutiérrez Zaldívar explicó en una entrevista a InfobaeTV: "La cualidad fundamental de una moneda como bitcoin es que se trata de una moneda voluntaria, descentralizada y con código abierto".

Las cifras alrededor de bitcoin hablan por sí solas: hoy tiene más de 4 millones de usuarios en todo el mundo. Se estima que hay algo más de 10 millones de bitcoins en circulación y el tope máximo de emisión que está previsto que alcance es de 21 millones. En países desarrollados, hay tiendas que aceptan pagos en Bitcoin, ya hay un cajero automático, y existen sitios de subastas que ofrecen productos a precio bitcoin.

Como explican los expertos, la confianza en el caso de Bitcoin no está dada por la marcha de un gobierno o de un respaldo de un metal precioso como el oro, sino que el depósito de confianza en el bitcoin lo brinda la matemática. El grupo pro bitcoin considera que su expansión es transparente y predecible, dos valores que la hacen una moneda virtual única.

Lo malo

El problema con usar bitcoins es que todavía puede ser difícil completar compras. Como explicó Jessica Roy en la revista Time: todavía  pagar con bitcoin no es divertido, ni sencillo. Es tentador buscar en la billetera una tarjeta de crédito para acelerar el proceso que a veces puede tardar hasta 20 minutos para finalizar una transacción digital con bitcoin. La ironía del comentario de la periodista Roy es que la dificultad de la transacción le ocurrió en el restaurant neoyorkino EVR, donde el polémico Charlie Shrem es uno de sus dueños

Finalmente, el dinero digital no necesita billeteras; se almacena en el disco rígido de la  computadora o en un alguna nube de Internet, afirmó Timothy Lee en Forbes. Con la primera opción, los ahorros están expuestos a los fracasos de tecnología, y con la segunda hay que considerar los hackers.

Las alternativas

Bitcoin no es la única opción para los que quieren usar una cryptocurrency. Hay muchos sistemas similares para explorar y con ganas de sacar la cabeza.

Samuel Gibbs en The Guardian delineó actualmente las nueve monedas digitales que buscan su lugar. Ellas son: Litecoin , Primecoin , Peercoin , Namecoin,  Feathercoin, Novacoin, Infinitecoin,  Megacoin  y Quark.

Cada una tiene sus características propias, han mejorado procesos pero aún la mayoría está en pleno desarrollo y todavía  Bitcoin es la que despunta mejor posicionada.

Traducción e información propia

Kimberly Alters / kalters@infobae.com