El dólar libre finalizó sin variantes en la City porteña, a 12,65 pesos

La divisa revirtió la baja inicial y concluyó igual que el jueves. El dólar oficial cayó a $8,09 según el promedio de bancos y casas de cambio que realiza el BCRA. La entidad vendió reservas por u$s40 millones

 Adrián Escandar 162
Adrián Escandar 162

El dólar libre concluyó la semana en $12,65, el mismo valor que registró el jueves. Desde que se comenzó a aplicar la flexibilización del cepo, la posibilidad de comprar dólares por la vía oficial para el ahorro repercutió en el mercado libre. Sin embargo, en enero la divisa escaló un 26%, pues había comenzado el año en $10,04 para la venta.

Por su parte, el dólar oficial descendió dos centavos y se vendió a $8,09 según el promedio de bancos públicos y privados que difunde el Banco Central (BCRA). En el mostrador del Banco Nación, el dólar  se vende a $8,02, mientras que llega hasta los $8,30 en el Banco Piano. La brecha cambiaria entre ambas cotizaciones se ubica en torno al 56,4 por ciento.

En el mercado mayorista o interbancario, el dólar finalizó estable en $8,015, mientras que fuentes de la plaza financiera indicaron que el Banco Central intervino en la operatoria con un saldo vendedor de unos 40 millones de dólares.

El volumen operado en el mercado de contado (spot) se limitó a u$s166 millones y a u$s515 millones en el de futuros. "La autoridad monetaria volvió a restringir la operatoria con divisas al reducir las autorizaciones para comprar dólares en el mercado y, en consecuencia, el volumen operado en la rueda cayó otra vez", dijo a DyN una fuente del mercado.

La operatoria conocida como "contado con liquidación", por la que se consiguen dólares sorteando restricciones cambiarias mediante compras locales de activos para su posterior venta, promediaron un valor de 12,04 pesos por dólar al finalizar la operatoria bursátil.

Este viernes también marcó la primera semana del dólar ahorro. La mayoría de los bancos y casas de cambio ya cuentan con los sistemas disponibles para operar en el mercado minoritario. Pero surgieron algunos problemas cuando los ahorristas pedían depositar la moneda extranjera para evitar el cobro del recargo del 20% que realiza la AFIP en concepto de Bienes Personales y Ganancias. Ante este inconveniente, la mayoría de las personas prefería llevarse el dinero.