No se detiene la caída de reservas: el Central perdió u$s250 millones, la mayor baja del año

Se sitúan en u$s28.270 millones. La entidad volvió a sacrificar divisas por ventas en el mercado mayorista, pagos de deuda y energía, y la depreciación del oro y el euro. En el año caen más de u$s2.300 millones, y u$s3.700 desde que asumió el nuevo equipo económico

Juan Carlos Fábrega, presidente del Banco Central<br> Télam 162
Juan Carlos Fábrega, presidente del Banco Central<br> Télam 162
 Adrián Escandar 162
Adrián Escandar 162

Las reservas internacionales retrocedieron 0,9% o u$s250 millones, en su mayor caída desde el 29 de noviembre del año pasado. De esta forma, desde que comenzó 2014, los activos líquidos del Banco Central descendieron a u$s28.270 millones, con lo que acumulan una merma de 7,6% ó u$s2.329 millones, más de diez veces la caída de diciembre previo.

Estos datos se encuentran sujetos a ajuste dentro de dos días. Vale aclarar que en la jornada cambiaria del martes 28 de enero, la brecha entre las reservas informadas y las confirmadas 48 horas después fue inferior en u$s256 millones, por lo cual no debe descartarse que los activos líquidos del BCRA ya se estén situando al filo de los 28.000 millones de dólares.

Fuentes de la autoridad monetaria informaron que el Banco Central se desprendió de u$s30 millones de sus decrecientes reservas en su intervención en el mercado mayorista.

Asimismo, el retroceso del oro en el mercado internacional, en torno al 1,5%, influyó en la pérdida de activos, debido a que las tenencias en el metal precioso representan un 8,2% del total de reservas, unos 2.300 millones de dólares.

Las resevas caen 40% desde que se instauró el "cepo" cambiario

En tanto, agentes de la plaza interbancaria apuntaron que la autoridad monetaria desembolsaron unos u$s70 millones en concepto de importaciones de energía y otros u$s50 millones por pago de deuda a organismos internacionales.

En los cuatro días de vigencia de la apertura parcial del cepo cambiario, el nivel de reservas del BCRA muestra un retroceso de u$s793 millones, a un promedio diario de casi u$s200 millones, lo que significa que la venta de divisas para "ahorro" –hasta ahora, por u$s68,4 millones- no generan impacto de importancia en el retroceso de los activos.

Las reservan quedaron en su nivel más bajo desde el 20 de octubre de 2006, cuando se ubicaron en 28.434 millones de dólares.

Además, las reservas caen u$s19.273 millones (-40,5%) desde que se estableció el "cepo" cambiario, el 31 de octubre de 2011, y se ubican u$s24.384 millones abajo del récord histórico del 26 de enero de 2011, en 52.654 millones de dólares (-46,2%).

Menos dólares para importar

El Banco Central trabó este jueves los pagos de importaciones por segundo día consecutivo para evitar perder dólares y la situación prevalecer al menos hasta el próximo lunes.

Los pedidos de compra de dólares para pagar importaciones que emiten los bancos diariamente no fueron aprobados por la autoridad monetaria debido al drenaje constante de reservas.

Una de las preocupaciones es que para el lunes se acumularán los pedidos de dólares, que ya recibieron la negativa durante los últimos días, por lo cual se debe planificar cómo se ejecutarán esos pedidos para que no impacten en las reservas.

Ante este panorama, se descarta que el Central apruebe la totalidad para ese entonces, y se prevé que, en cambio, podrá estabilizar las operaciones atrasadas con el paso de los días.

El pronóstico indica que febrero será el período más complicado, pues se prevé que haya caída de reservas por la oferta de dólares y a su vez, las expectativas estén en los meses marzo y abril en los que se espera la liquidación de la cosecha.