Google 162
Google 162
 AFP 162
AFP 162
 Reuters 162
Reuters 162

Lenovo le quitó el puesto uno a HP entre los principales fabricantes de computadoras, un paso que dio tras adquirir en 2005 el legendario negocio de PC de IBM y su marca Thinkpad.


Ahora, tras posicionarse entre los más importantes fabricantes de celulares del mundo, el gigante chino dio otro gran golpe: compró Motorola Mobility a Google por u$s2.910 millones.


"Lenovo tiene la experiencia para llevar a Motorola Mobility a ser un jugador más importante en el ecosistema Android. Esta movida permitirá a Google centrar sus energías en llevar más innovación a lo largo del ecosistema Android, para beneficio de los usuarios de smartphones en todo el mundo", dijo Larry Page, CEO de Google, al anunciar la operación.


El acuerdo entre Google y Lenovo comprende el traspaso de la marca Motorola y los dispositivos actuales y los que están en desarrollo, exceptuando Project Ara, vinculado con la construcción de celulares modulares.


Google, que había comprado Motorola Mobility en 2011 por u$s12.500 millones, selló un histórico acuerdo de patentes con Samsung días atrás. Ese acuerdo, se sabe ahora, llegó cuando estaban prácticamente cerradas las negociaciones con Lenovo.


La diferencia entre lo que pagó Google por Motorola y el precio a que la vendió encuentra explicación al ver los detalles del acuerdo: "Google mantendrá la propiedad sobre la vasta mayoría de patentes de Motorola (...) Como parte de su relación con Google, Lenovo recibirá la licencia para utilizar ese portfolio de patentes y demás propiedad intelectual. Adicionalmente, Lenovo recibirá más de 2.000 patentes".


En ese proceso, la empresa logró poner en el mercado dos productos que se destacan por sobre el del portfolio: Moto X y Moto G.


El presidente de Lenovo, Yang Yuanqingof, dijo que la compra "convertirá inmediatamente a Lenovo en un fuerte competidor global en smartphones. Tendremos la oportunidad de transformarnos en un jugador fuerte en un sector que crece con rapidez".