El Pro presentó un proyecto en "solidaridad" con el presidente de Shell tras la acusación de Kicillof

 Charly Díaz Ascué 162
Charly Díaz Ascué 162
 Télam 162
Télam 162
 www.papcordoba.com 162
www.papcordoba.com 162
 Martín Rosenzveig 162
Martín Rosenzveig 162

Los legisladores nacionales Patricia Bullrich, Federico Sturzenegger, Héctor Baldassi y Cornelia Schmidt-Liermann presentaron un proyecto de resolución en mesa de entradas del Congreso Nacional -actualmente en receso- para manifestar su "solidaridad" con el titular de la multinacional anglo-holandesa Shell, Juan José Aranguren, luego de los dichos del ministro de Hacienda, Axel Kicillof, quien acusó al ejecutivo de haber provocado la devaluación con una operación financiera.

En medio de las críticas recibidas por el titular de la petrolera por, supuestamente, intentar forzar una escalada de la divisa norteamericana comprando a mayor precio que el oficial, los diputados del PRO presentaron la iniciativa en defensa del empresario, y consideraron las acusaciones contra Aranguren como "un ataque a los derechos humanos fundamentales".

"Con gran preocupación hemos tomado conocimiento de las declaraciones de funcionarios del gobierno nacional acusando públicamente a la petrolera anglo-holandesa de intentar desestabilizar la cotización de la divisa estadounidense al llevar adelante una maniobra de compra de la moneda por arriba de ocho pesos, cuando la cotización era menor", expresan los considerandos del proyecto, que no tendrá incidencia alguna hasta tanto el palacio legislativo retome las actividades.

"Debemos alertar como ya se ha hecho en otras oportunidades que se está ejerciendo una práctica comunicacional de desprestigio, ataque al buen nombre y honor de las personas", señala el texto que firman los legisladores macristas.

"Acompañamos con nuestra solidaridad al Ing. Juan José Aranguren y todos los hombres de bien que como empresarios conforman organizaciones que son sinónimo de progreso y adelanto y que `importan a la prosperidad de la nación y a la existencia del poder", concluyen citando a Juan Bautista Alberdi.

El ministro de Economía, Axel Kicillof, había responsabilizado el viernes a directivos de la petrolera Shell de haber sido parte de las "maniobras especulativas" que hicieron cerrar el dólar oficial con una cotización de 7,75 pesos el jueves.

Incluso, una fuente del Gobierno le dijo al diario La Nación que "cerca del mediodía hubo una operación de la petrolera Shell con un grupo de bancos extranjeros a los que esta empresa les pidió comprar el dólar arriba de 8 pesos, cuando el billete claramente estaba por debajo de ese valor, así que no tenía ningún sentido económico". Supuestamente, la operación se había realizado con el acuerdo de tres entidades bancarias.

El portal de noticias Infonews fue más allá y reveló el nombre de las firmas presuntamente involucradas: HSBC, Francés y City.

Sin embargo, el propio Aranguren se defendió de las acusaciones del Gobierno y advirtió que no es el responsable de la devaluación.

Desde el exterior, el empresario petrolero dijo que el Banco Central de la República Argentina (BCRA) estaba al tanto "desde hace una semana" de las compras de dólares que iba a realizar Shell para atender sus importaciones y exportación de combustibles.

"Eso es totalmente falso. Participamos del Mercado único y Libre de Cambio desde el martes al viernes. El martes concretamos exportaciones por 14,7 millones de dólares e importaciones, por 11,3 millones, con un saldo a favor de 3,4 millones de dólares, que liquidamos en el mercado a 6,885 pesos, por debajo del cierre diario", dijo Aranguren.