Los rescatistas no podían creer lo que veían cuando un hombre oriundo de Kansas, Estados Unidos, se introducía nuevamente en la hoguera.

Pero más se sorprendieron cuando al salir no traía consigo a ninguna persona, ni a una mascota, ni siquiera algún objeto de potencial valor afectivo. Sólo rescató su Xbox.

 162
162

Ambos, el hombre y su consola, salieron relativamente ilesos. Aunque él debió ser atendido por haber inhalado humo y su dispositivo quedó con algunas manchas producto del fuego.

ABC15, que informó del suceso, no pudo precisar si se trataba de una Xbox 360 o de una más moderna Xbox One. Tampoco si junto al equipo logró rescatar también a los controles.

Se estima que

el incendio provocó al dueño de casa pérdidas por 80.000 dólares

. Al menos podrá consolarse jugando.