Los millones en los últimos años de carrera de un futbolista tientan

. El fútbol de medio oriente, con sus 'petrodólares' como insignia, se transformó en un sitio donde emigran jugadores que realizaron una carrera influyente

a cambio de una suculenta cifra que puede asegurarles el futuro tanto a ellos como a las generaciones venideras.

Esta vez, el hombre que fue tentado por los 'sacos' de dinero fue "Lucho" González, mediocampista que supo vestir los colores de River y Huracán en el país, y que fue parte de la Selección nacional con la que jugó el Mundial del 2006 y conquistó el Oro en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004.


A los 33 años, el hombre que se transformó en símbolo de un Porto 'hiperganador' y referente del fútbol luso, recibió una oferta imposible de rechazar desde Qatar, lugar donde se disputará el Mundial del 2022. Cuatro millones y medio de euros, alcanzaron para que "Lucho" rompa el contrato (le restaban seis meses) con la entidad en la que estuvo casi seis años (en dos etapas diferentes) y en la que ganó 10 títulos.


El mediocampista jugará durante poco más de una temporada (el vínculo sería por un año y dos meses) en el Al Rayyan, mismo club donde estuvo hasta el semestre pasado Juan Forlín, reciente incorporación de Boca.