La devaluación oficial no impidió un nuevo retroceso de las reservas del Banco Central

Los activos líquidos de la entidad resignaron u$s180 millones, a 29.263 millones de dólares. La autoridad monetaria se desprendió de u$s100 millones para contener la fuerte suba del dólar mayorista. Las empresas suspenden sus ventas por falta de referencia en precios. En el último año el dólar oficial subió 57%

 Adrián Escandar 162
Adrián Escandar 162
 Adrián Escandar 162
Adrián Escandar 162
 Adrián Escandar 162
Adrián Escandar 162

Las reservas del Banco Central acumulan una caída de u$s1.336 millones en el año, luego de que este jueves los activos resignaran otros u$s180 millones, hasta los u$s29.263 millones, según datos preliminares sujetos a ajuste dentro de dos días.

La autoridad monetaria señaló que la variación de las divisas frente al dólar (euro: +0,92%, libra esterlina, oro: +1,84%) y los títulos externos dejaron un saldo positivo, aunque la entidad tuvo una participación vendedora en la plaza interbancaria de u$s100 millones, a la vez que se realizó la cancelación de obligaciones varias que explican la pérdida de dólares.

Las restricciones cambiarias, impuestas como alternativa a la devaluación, no han logrado frenar la pérdida de reservas internacionales, que se sitúan en u$s29.263 millones, en su nivel más bajo desde el 3 de noviembre de 2006.

Sólo en enero, las reservas pierden u$s1.336 millones

El gobierno argentino se desmarcó de la brusca devaluación del peso argentino frente al dólar, mientras ordenó allanamientos en casas de cambio sospechosas de participar en el mercado informal de divisas para frenar la escalada del dólar libre.

Por segundo día consecutivo, el dólar oficial registró su mayor apreciación en un día desde la crisis de 2002 y cerró en 7,75 pesos en el mercado mayorista, con un alza superior al 9 por ciento.

Durante la jornada, la moneda norteamericana en el mercado donde operan bancos, empresas y casas de cambio llegó a operarse a $8,50, pero la intervención a última hora del Banco Central frenó ese ascenso.

"La política del Banco Central fue de flotación administrada del tipo de cambio y cuando se entendió que el precio no era el adecuado se decidió intervenir", dijeron fuentes oficiales y financieras a la agencia oficial Télam.

El Banco Central volvió a intervenir después de haberse retirado de la mesa este miércoles, cuando interrumpió la venta de divisas para proteger las reservas y dejó el tipo de cambio en manos de bancos y entidades financieras, lo que provocó una suba diaria de 24 centavos.

"Esta no ha sido una devaluación inducida por el Estado; en definitiva, para aquellos amantes de la libre oferta y demanda, es la que se expresó ayer en el mercado de cambios", afirmó el jefe de Gabinete argentino, Jorge Capitanich.

Para economistas y medios especializados, el tipo de cambio se encuentra atrasado respecto del valor del mercado y el Gobierno intenta ahora actualizarlo para proteger las reservas internacionales y favorecer la liquidación de dólares.

La apreciación del dólar oficial disparó también el valor del dólar "blue", que subió 95 centavos, hasta los 13,10 pesos.