Infobae 162
Infobae 162

La compañía reportó una pérdida neta de €25 millones en el período octubre-diciembre y una caída del 29% en las ventas del Lumia.


La unidad de artefactos y servicios, que será transferida a Microsoft, reportó una caída en las ventas a €2.600 millones en comparación con los €3.700 millones del año anterior.


A pesar de esos números, Nokia vendió 30 millones de Lumia en 2013, aproximadamente el doble que en 2012. También presentó varios modelos nuevos, entre ellos sus primeros teléfonos multiusos de pantalla grande y su primera tableta, la Lumia 2520.


En el último trimestre de 2013, la firma vendió 8,2 millones de Lumia, un 86% más que en igual periodo de 2013, pero una caída ante el record de comercialización de 8,8 millones alcanzado en el periodo anterior.


Nokia se asoció con Microsoft en 2011 con la esperanza de revertir la tendencia descendente, pero también ha sido afectada por la competencia de productos más baratos provenientes de Asia y China.


El año pasado aceptó vender la unidad de telefonía móvil a Microsoft por €5.400 millones. Los accionistas aprobaron el acuerdo por abrumadora mayoría en noviembre con la expectativa de que sea implementado durante el trimestre en curso, sujeto a la aprobación de la autoridad regulatoria.


Nokia lideró el mercado mundial de teléfonos móviles durante 14 años, hasta ser superado por Samsung en 2012 como la marca más vendida en el mundo.


Los 32.000 empleados de Nokia -4.700 de ellos en Finlandia- se integrarán en Microsoft cuando se lleve próximamente a cabo la cesión.