Cuba: por primera vez en 50 años, inmobiliarias podrán ofrecer propiedades en alquiler

  163
163

Las reformas económicas aplicadas en Cuba por el gobierno de Raúl Castro han llegado, por primera vez, a los alquileres.

De acuerdo con una información difundida el miércoles por la Gaceta Oficial cubana, el Gobierno ha levantado la prohibición que regía sobre los arrendamientos desde el comienzo de la revolución, a fines de las década del 50, que impedía a las personas naturales cubanas acceder a los servicios de las inmobiliarias.

La publicación establece que estará permitido "el arrendamiento de inmuebles" por parte de "entidades estatales y sociedades mercantiles de capital totalmente cubano y otras entidades autorizadas" -inmobiliarias- y los beneficiarios de estos alquileres podrán ser "personas jurídicas cubanas y extranjeras, personas naturales cubanas residentes en Cuba y extranjeras".

No obstante, y a pesar de que la resolución oficial habla de "tarifas mínimas", los costos del arrendamiento dificultarán a los cubanos -con sueldos que promedian los 20 dólares mensuales-  el acceso a esta nueva posibilidad.

 EFE 163
EFE 163

El alquiler por metro cuadrado será de cinco dólares mensuales para las viviendas y de siete dólares mensuales para los locales comerciales.

En el caso de los inmuebles que no tipifiquen como vivienda pero que sean utilizados como oficinas o comercio, el precio ascenderá a los 10 dólares.

De acuerdo con la misma resolución, los cubanos deberán abonar los arrendamientos en la moneda equivalente al dólar estadounidense, conocida como CUC.

La misma disposición establece la prohibición de que los inmuebles sean utilizados como "escuelas internacionales, agencias de prensa y organizaciones no gubernamentales".

Antes de la resolución del miércoles, sólo los extranjeros residentes en Cuba y las instituciones podían alquilar inmuebles a las agencias inmobiliarias, que fueron prohibidas con la llegada de Fidel Castro al poder pero que existen en la isla desde la década del 90.

De acuerdo con distintas fuentes, la medida es una respuesta a la emergencia, en el último período, de cientos de miles de trabajadores privados conocidos como "cuentapropistas", volcados al área de servicios. Este fenómeno ha aumentado significativamente la demanda de inmuebles para uso comercial.

Por otra parte, un artículo de AP publicado este mismo miércoles se refiere a la crisis habitacional que atraviesa la isla, en tanto el Gobierno se habría reconocido incapaz de satisfacer la demanda de viviendas nuevas.

Por el momento, ya estaba permitido que los dueños de casas que cuentan con habitaciones disponibles las alquilaran a extranjeros -para lo que deben inscribirse y pagar una licencia- en pesos convertibles o a cubanos en pesos cubanos, pero se trata de espacios muy limitados.

El gobierno de Raúl Castro había autorizado, a finales de 2011, la compraventa de casas, después de haber estado prohibida durante décadas.