Tras reunirse con el Club de París, Kicillof afirmó que "no se aceptarán condicionamientos"

 Nicolás Stulberg 162
Nicolás Stulberg 162
 Nicolás Stulberg 162
Nicolás Stulberg 162
 Nicolás Stulberg 162
Nicolás Stulberg 162
 Nicolás Stulberg 162
Nicolás Stulberg 162

Tras aclarar que "esta es otra deuda que no contrajo este Gobierno y que tampoco declaró el default", el ministro consideró como un importante avance haber sido recibido junto a los asesores del Gobierno en materia de renegociación de deuda, como el secretario de Finanzas, Pablo López, el ex ministro Hernán Lorenzino y y el ex subsecretario Adrián Consentino por parte del director del Tesoro de Francia y presidente del Club de París junto a la secretaria general del bloque de acreedores.

"La reunión fue extremadamente positiva. Este lunes fue el primer paso en el que la Argentina intercambió posiciones para determinar los lineamientos de propuesta a las acreedores, a los que próximamente se presentará a cada uno de los 19 países, aunque se mantienen deudas con 16, porque es un bloque que siempre ha actuado por consenso, por eso no es un acuerdo cerrado", resaltó el ministro en un encuentro con la prensa en el Microcine del Ministerio de Economía.

"Se van a presentar los lineamientos ahora mismo en la reunión ordinaria prevista para mañana, en la que los países acreedores los analizarán o los tratarán por separado, por eso el proceso será largo, porque surgirán dudas y consultas, por eso no se puede hablar de propuesta, ni de avanzar con la letra fina sobre cómo se realizaría el acuerdo de pago", dijo Kicillof.

Condicionalidades sin condicionalidades

"Los lineamientos se atienen estrictamente a los principios que este Gobierno ha seguido con la reestructuración de la deuda en default", destacó el ministro, a saber:

1) "la Argentina va a cumplir con los compromisos contraídos por otras administraciones, se va a pagar;

2) "las soluciones deberán cumplir con el principio de asegurar la sustentabilidad, que tiene que ver con que el pago de los compromisos de pago de la deuda en default no a va ser a expensas de limitar el crecimiento y el plan de inclusión social, que ponga en duda el modelo económico", y

3)"no vamos a aceptar condicionalidades, donde se discuta la política económica de la Argentina".

Repercusiones entre los economistas

El consenso de los expertos consultados por Infobae destacó la impotancia de la intención del Gobierno argentino de buscar una salida a la del default, aunque advirtieron contradicciones entre el optimismo que transmitió Axel Kicillof y la realidad de la economía argentina que impide hoy hacer algún pago en efectivo.

El ex secretario de Hacienda y economista de FIEL, Daniel Artana dijo: "Es un paso importante el intento de comenzar a salir de la cesación de pagos con el Club de París, pero para que el arreglo sea conveniente para la Argentina se requiere pagar en cuotas y eso exigirá un auditor que evalúe la capacidad de pago, como el Fondo Monetario Internacional, y aquí aparece una contradicción con la idea de no aceptar condicionalidades".

En similar línea se manifestó el ex subsecretario de Finanzas y director de Econviews, Miguel Kiguel: "recién empieza la negociación y por tanto pareciera que se está más cerca. Esta no es una negociación más, lleva varios años de default y la Argentina no está en condiciones de pagar algo en efectivo y el resto en cuotas, hoy sólo puede ofrecer un plazo de pago y es ahí donde seguramente deberá intervenir el Fondo".

La Argentina no está en condiciones de pagar en efectivo y por eso requerirá un auditor como el FMI

El ex presidente del Banco Central Aldo Pignanelli consideró que "la de ayer fue una reunión formal con los cuadros administrativos del Club de París. Lo relevante va a ser la reunión ordinaria de los países miembros, donde estarán los que tienen el poder político de aprobar o reprobar la propuesta de regularización de la deuda impaga".

Mientras que el también ex presidente del Banco Central y asesor de la coalición política Unen, Alfonso Prat Gay resumió el viaje de Kicillof a París y la conferencia de prensa como "una improvisación tremenda: viajar sin una propuesta concreta, sin saber cuánto se debe realmente, y sin responder sobre si la no aceptación de condicionalidades incluye la no aceptación de la auditoría del FMI en los términos del artículo IV del estatuto del organismo, indica que está perdido, como ha sido toda la negociación de la deuda desde que llegó al Gobierno".

El ex secretario de Finanzas, Guillermo Nielsen dijo en declaraciones radiales que "juega a favor de cerrar ahora un acuerdo para regularizar la deuda argentina con el Club de París que hay un gran lobby de empresas proveedoras de bienes de capital de países que integran ese organismo, que no quieren que el mercado local quede en manos solamente de los chinos, que son los únicos que financian las exportaciones argentinas".

También mostró cierta dosis de confianza en una resolución favorable el ex negociador en reestructuraciones de deudas de Perú, Ecuador y la Argentina y varias provincias, Eugenio Bruno: "Veo posible que los paises del Club de Paris acepten un acuerdo sin el FMI o una revisión light. Con respecto a la capacidad de pago del pais, obviamente es limitada teniendo en cuenta las otras acreencias que deberán cerrarse. Pero con todo el frente externo solucionado, se resuelve el default, se evita un posible nuevo default ante el fallo adverso de la Corte Suprema de los Estados Unidos, se reaccede a los mercados internacionales de crédito, se fortalecen las reservas y se destraban inversiones de multilaterales y de privados, lo que implicará mayor oferta de dolares y mayor certidumbre cambiaria que sumado a otras reformas internas debería ayudar a mejorar la situacion financiera del pais."

Últimas Noticias

MAS NOTICIAS