162
162

Mediante el decreto 48/2014, publicado hoy en el Boletín Oficial, el Gobierno modificó los objetivos y funciones de la Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la lucha contra el Narcotráfico (Sedronar), para trasferir los relacionados a la lucha contra el narcotráfico a la órbita de la Secretaría y del Ministerio de Seguridad de la Nación.   

Si bien es cierto que la medida llega a pocos días de las denuncias por graves irregularidades en la Sedronar por parte de su titular, el cura Juan Carlos Molina, la necesidad de introducir algunos cambios ya había sido adelantada durante los primeros días de su gestión.

La resolución, que lleva la firma de la Presidente

, el jefe de Gabinete de Ministros,

Jorge Capitanich

, y la ministra de Seguridad de la Nación,

María Cecilia Rodríguez

, señala que, ante el avance del uso indebido de drogas ilegales, y teniendo en cuenta los "más grandes retos" a los que se enfrenta el mundo en la actualidad, y las

exigencias de la legislación internacional

, resulta "necesario" realizar la coordinación del accionar de las fuerzas de seguridad nacionales y provinciales para reducir, "aún más", el tráfico ilegal de drogas y precursores químicos.


Para ello el Gobierno elaboró un nuevo organigrama -que deja sin efecto los establecidos mediante los decretos 357/02, 1177/12; 1250/99, 1697/04 y 636/13- en el que se establece la conformación de nuevas funciones y objetivos a la Sedronar, quedando bajo la dependencia de la Secretaría de Seguridad, a cargo de Sergio Berni, la Subsecretaría de lucha contra el narcotráfico. En tanto, la otra Subsecretaría que estará en esa área será la de Protección Civil y Abordaje Integral de Emergencias y Catástrofes. Con esta nueva disposición, falta conocerse quiénes serán los funcionarios que serán nombrados en estas dos nuevas Subsecretarías.


En los últimos meses se destaparon una serie de causas que dan cuenta del avance del narcotráfico en el territorio nacional, como en el caso de los narcopolicías en Córdoba, la cantidad de crímenes mafiosos y las amenazas al gobernador en Santa Fe, la causa de los narcos VIP en Buenos Aires, además de una gran cantidad de cocinas de droga descubiertas a lo largo y a lo ancho del país.


 Télam 162
Télam 162

El decreto señala que las modificaciones se realizan con el objeto de asegurar una "más eficiente gestión y coordinación con las otras jurisdicciones nacionales y provinciales". Y que "deviene necesario realizar la coordinación del accionar de las fuerzas de seguridad nacionales y provinciales para reducir, aún más, el tráfico ilegal de drogas y precursores químicos".


Esta semana, el titular de la Sedronar, Juan Carlos Molina, denunció que en el organismo que ahora dirige existieron "irregularidades" que avalarían los cuestionamientos que habían formulado la Iglesia Católica y la Corte Suprema, y que precedieron a su asunción.


Molina planteó que encontró sobresueldos y gastos de hasta 90 mil pesos en almuerzos, así como halló "virtualmente paralizado" al Registro Nacional de Precursores Químicos (Renpre).


Tras la denuncia,  el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, afirmó que el titular de la Sedronar, el sacerdote Juan Carlos Molina, "cuenta con el pleno respaldo, por instrucción de la presidenta Cristina Kirchner, para que tome cartas en el asunto", en relación a las irregularidades que denunció en el organismo.


Ayer, el gobernador bonaerense Daniel Scioli sugirió que, ante el avance del narcotráfico en todo el país, se debería rever la normativa que impide la intervención de fuerzas militares dentro del territorio nacional.