Obama: "No estaría donde estoy sin las ayudas de acceso a educación"

El presidente de EEUU y su esposa afirmaron que sus carreras políticas fueron posibles gracias a haber sido beneficiados con becas universitarias. Ampliarán los programas a jóvenes de bajos recursos

 AP 163
AP 163

El presidente estadounidense, Barack Obama, y la primera dama, Michelle, recordaron este jueves, en un encuentro con dirigentes universitarios y estudiantes, que ninguno de los dos habría llegado a la Casa Blanca sin las ayudas de acceso a estudios superiores para familias sin recursos.

El mandatario se comprometió a buscar modos de mejorar el ingreso a la universidad para los jóvenes de bajos ingresos, ya que considera que la educación superior es clave para ascender en la escala social.

Tanto Barack como Michelle recordaron sus experiencias personales sobre la posibilidad de estudiar Derecho en la Universidad de Harvard, pese a provenir de familias de bajos recursos.

"Si no nos hubiésemos comprometido como país a enviar a un mayor número de los nuestros a la universidad, ni Michelle, ni yo y seguramente algunos de ustedes no estaríamos hoy aquí", declaró Obama en el evento organizado por la Casa Blanca.

Obama recordó cómo su madre pudo conseguir un doctorado pese a ser madre soltera desde los 18 años o cómo Michelle, hija de un trabajador de una planta de tratamiento de aguas, pudo graduarse en la Universidad de Princeton.

"Había estructuras creadas para permitir que Michelle pudiera aprovechar esas oportunidades", indicó su marido, quien anunció este jueves el compromiso de 100 organizaciones y centros universitarios para ampliar los programas que facilitan el acceso de jóvenes de bajos recursos o minorías como la hispana o la negra.

"Queremos asegurarnos de que más gente joven tenga la oportunidad de obtener educación superior, algo que en la economía del siglo XXI nunca ha sido tan importante", remarcó el mandatario.

Por último, destacó que esas facilidades de acceso "no son una empresa pasiva y nadie regala nada". Dijo que se debe trabajar duro para conseguir los objetivos, que, en su caso, lo llevaron a convertirse en el líder de Estados Unidos.