"La experiencia de los smartphones económicos es mala; la gente amará el Moto G". Esa fue la expresión que utilizó Dennis Woodside, CEO de Motorola, cuando presentó el Moto G, equipo que junto al X, su hermano mayor, conformarán el portfolio 2014 de la empresa propiedad de Google.

¿La experiencia con el Moto G es buena? Definitivamente sí, muy por encima de lo que se obtiene con otros dispositivos presentes en el mercado local a ese precio.

¿Qué precio? Personal lo ofrece a $2.199, Claro a $1.599 y Movistar a $1.499.

El Moto G mantiene el mismo diseño y similares materiales que el Moto X, ofreciendo un buen agarre en un dispositivo ideal para aquellos que no se llevan bien con un equipo de mayores proporciones.

Con una pantalla de 4,5'', sus medidas son 129,9 x 65,9 x 11,6 mm. Pesa 143 gramos, es decir, algo por encima de otros equipos del segmento pero que se compensa con otras características.

La pantalla ofrece 329 píxeles por pulgada, la más nítida en su clase; en su interior lleva un procesador Qualcomm Snapdragon 400 de cuatro núcleos a 1,2GHz; 1GB de RAM; y una batería de 2070 mAh que sobrepasa el uso diario sin problemas.

A esas características se le suman Android 4.3 (actualizable en breve a KitKat) prácticamente limpio, es decir, con escasos agregados de Motorola. Eso, junto con los componentes, convierten al Moto G en un teléfono muy veloz frente a cualquier otro competidor del segmento e incluso ante otros de mayor precio.

Motorola debió recortar algunas características y especificaciones para lograr llegar al precio de venta. La mayor ausente es la ranura de expansión para tarjetas microSD. El Moto G cuenta con 8GB de almacenamiento, pero ofrece 50GB gratis por dos años en Google Drive.

El otro punto flojo del equipo es la cámara, de 5 megapíxeles y capaz de grabar video en 720p. En este punto también conviene recordar que el Moto G no es un equipo de alta gama y que por ende los resultados con imágenes y videos son satisfactorios.

De hecho, la cámara es más avanzada que la de otros equipos del segmento ya que agrega HDR automático, modo panorama y ráfaga y posibilidad de grabar videos en cámara lenta.

Motorola anunció además que venderá tapas y cubiertas de distintos colores, un intento por darle un toque de personalización y protección extra al Moto G, algo que por ahora solo se observa en dispositivos de alta gama.

Un último detalle: la presencia de radio FM, algo que los usuarios de equipos de alta gama siguen extrañando.