Reuters 163
Reuters 163
 Reuters 163
Reuters 163

El mandatario venezolano centró su presentación ante el Parlamento en el ataque al empresariado local. Creó la superintendencia de "precios justos" y afirmó que se tratará de un organismo cívico militar. De hecho, se espera que gran parte del millón de inspectores que salgan a las calles a fiscalizar los precios sean militares.

La ministra para la Mujer e Igualdad de Género, Andreina Tarazón, presidirá la superintedencia de precios justos. y el militar Luis Motta Domínguez asumirá como intendente de precios justos.

Además, este jueves 16 de enero comenzará a regir la ley que fija un tope del 30% en las ganancias de todas la actividades económicas.

La superintendencia de "precios justos" será un organismo cívico militar

El bolivariano acusa a los empresarios y a la oposición de los males de Venezuela. Un país asediado por una crisis económica evidente: la inflación cerró 2013 con más de 56% anual, hay desabastecimiento de alimentos en todos los supermercados del país, y la brecha entre el dólar oficial y el paralelo trepó al 900 por ciento.

Después de la muerte de Chávez, aseguró Maduro, se "desató la guerra económica". Para el mandatario, la burguesía repitió "el sabotaje petrolero de 2002 y 2003". "Se trata de una facción apátrida que quiere destruir la revolución con medios económicos".

Maduro ha dicho en reiteradas oportunidades que los empresarios y la oposición llevan adelante una "guerra económica" que se expresa en desabastecimientos de productos de consumo masivo, un mercado ilegal paralelo de divisas y fijación de precios "de usura" al consumidor, todo ello con el fin de desestabilizar a su gobierno.

A principios de noviembre pasado, el jefe de Estado tomó una serie de medidas para hacer frente a la supuesta guerra económica, entre las que se cuentan la orden a los comerciantes de bajar los precios de sus productos, lo que generó una oleada de compradores que hicieron colas kilométricas para comprar a "precios justos".

"Como decía Eva Perón, donde existe una necesidad, nace un derecho"

En los primeros días de este año, los comerciantes venezolanos reclamaron no tener mercancía para abrir sus locales e indicaron que tampoco saben si podrán reponer sus inventarios, lo que atribuyeron a las medidas tomadas por Maduro.

El bolivariano justificó en su discurso la Ley Habilitante como una manera para diseñar "la contraofensiva para erradicar los elementos de la inflación inducida por el guerra económica".

"En el origen de la guerra económica, existe una complicidad con la burguesía parasitaria y el funcionario corrupto. Pretenden inocularle a nuestro pueblo que el modelo bolivariano no sirve. Los que pasa que nuestro modelo no encaja con su riqueza", sentenció el presidente.

     

Maduro, además, acusó a los empresarios de hacer pasar hambre a Venezuela: "A las mafias no les importa la alimentación de nuestro pueblo, por eso acaparan los productos o los venden con precios especulativos".

Política exterior