"El tiempo cura todo", anhela un viejo refrán; pero esta frase parece no aplicarse a la gente de Huracán. Si bien el Clausura 2009 quedó lejos en el tiempo, en la retina "quemera" el recuerdo está intacto, así como el malestar para con quien consideran un gran responsable de no poder consagrarse: Gabriel Brazenas.

En Mar del Plata, en el marco de un partido amistoso de futsal, un grupo de simpatizantes del cuadro de Parque Patricios se enteró que el juez iba a ser el mismo que consideran que los perjudicó en esa definición con Vélez y decidió ir a escracharlo. Más allá de lo acontecido, y en vez de apaciguar las aguas, Ángel Cappa salió a echarle más leña al fuego.

"Corrupción hay en todos los países, como España e Italia. Pero en Argentina miramos para otro  lado. Si hubiese una investigación, este tema se terminaba. Como queda difuso, piensan que la gente de Huracán se va a olvidar, pero fue alevoso. Fue un robo a un pueblo, a un barrio", disparó el DT de aquel recordado "Globo" en diálogo con Estudio Fútbol de TyC Sports.

Y luego fue más picante aún en sus palabras: "Yo tengo indicios suficientes, lamentablemente, para pensar que no fue involuntario". Mientras que agregó: "Brazenas no dirige más y queda todo en la nebulosa". El técnico también recordó que el árbitro no estaba en condiciones, ya que no había pasado el examen físico.

Ya dejando de lado la polémica, Cappa se refirió al gran momento de colegas suyos en el exterior: "Lo de Simeone es un merito enorme, digno de admirar. Era un equipo que siempre le pasaba algo y transformó a los hinchas y jugadores. Ahora es un equipo ganador. Va a cualquier cancha pensado que puede ganar". Además, resaltó: "Mejoró a muchos jugadores que eran del montón y ahora son destacados".

Para cerrar, se deshizo en elogios para con Lionel Messi: "Es un jugador que sale una vez, de vez en cuando. Está tocado por algo especial. Volvió al nivel de lo que es Messi, es un jugador maravilloso. Cada vez que agarra la pelota, el partido cambia".