Después de elogiar a Emma Thompson por su interpretación de Pamela Travers, la creadora de Mary Poppins, en la película El Sueño de Walt Disney, Meryl Streep no dudó en hablar muy mal del creador del impero Disney en la entrega de los premios de la Asociación de Críticos Norteamericanos.


La actriz le apuntó sin filtro al creador del raton Mickey -en la película fue interpretado por Tom Hanks-. Primero citó a Ward Kimball, que había sido colaborador del líder de la compañía, quien había afirmado que su jefe no confiaba "ni en las mujeres ni en los gatos".


En otra parte de su discurso, mencionó que tuvo "inclinaciones racistas": "Sin ninguna duda, Walt Disney llevó la alegría a miles de millones de personas, pero era tal vez, o en algún momento tuvo inclinaciones racistas. Él formó y apoyó un lobby industrial antisemita y fue, sin duda alguna, un misógino".


Además, recordó una carta que había sido escrita por una mujer que quería trabajar en su equipo y leyó la respuesta que había recibido: "Las mujeres no realizan ningún tipo de trabajo creativo relacionado con la preparación de los dibujos para la pantalla, ya que esa tarea corresponde en su totalidad a hombres jóvenes".


Las declaraciones de Streep llegan justo cuando está por ser parte de Into the Woods, una superproducción musical de Disney basada en los cuentos de los hermanos Grimm. Allí trabajará con Emily Blunt, Johnny Depp, Chris Pine y Anna Kendrick.