Télam 162
Télam 162
 Nicolás Stulberg 162
Nicolás Stulberg 162
 Télam 162
Télam 162

El sábado trascendió que en la Casa Rosada analizaban una modificación en el impuesto de Bienes Personales con la idea de utilizar los valores de mercado, y no la valuación fiscal para calcular el gravamen. El titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, confirmó ayer en un contacto con la prensa la voluntad del Gobierno de avanzar en ese sentido.

Hoy, el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, fue más lejos y dijo que la medida sería enviada al Congreso para que se trate en febrero. "El proyecto no fue elevado, va a ser elevado, para tratarse en sesiones extraordinarias", indicó, según consta en la página de la Secretaría de Comunicación. Y añadió: "Han surgido supuestas contradicciones entre la Jefatura de Gabinete de Ministros y el titular de la Administración de Ingresos Públicos. No está determinado el tema de bienes personales respecto a su definición. Tengo mucha prudencia para que nadie malinterprete lo que expreso".

Horas después el ministro de Economía, Axel Kicillof, puso un freno. "Hablé con la Presidente y no hay ninguna medida de bienes personales en curso", aseguró el funcionario en Radio Del Plata.

     
Axel Kicillof en radio Del Plata

Kicillof contó que esta mañana se reunió con la mandataria y que ambos se sorprendieron por las versiones que daban cuentan de una supuesta intención oficial de modificar el impuesto que grava los bienes personales. "Ahora lo iba a llamar a Echegaray para que me comentara un poco más la cuestión. Independientemente de eso, lo descartó la Presidente" , dijo.

"No está en la agenda del Gobierno valuar los inmuebles a precio de mercado", afirmó el titular del Palacio de Hacienda, y agregó que en ningún despacho oficial se debatió sobre esa cuestión.

Señaló que el año pasado se mandaron al Congreso dos paquetes anti evasión y adelantó que están trabajando en un tercer paquete. "Pero no implica reforma impositiva –aclaró–. Creo se habla en base a una cuestión que puede estar en estudio".

"Es un impuesto que cuando uno mira la cantidad de contribuyentes no parece reflejar la realidad patrimonial del país. Una cosa es pensar en cómo ampliar la base de contribuyentes y otra cosa es la discusión sobre esta medida", añadió.

Pese a que nació en 1991 en un contexto "emergencia" y debía regir por el término de nueve períodos fiscales a partir del fin de ese año, el impuesto a los bienes personales se mantuvo en tiempos de bonanza. Con escasa aplicación en el resto del mundo, la mención de un aumento ya había comenzado a generar críticas en todo el arco opositor y de parte de expertos en el área tributaria.

Consultado sobre la caída de la recaudación en ese ítem, el ministro dijo que "la recaudación del impuesto es baja y no refleja la situación patrimonial del país, pero ese es otro tema, es una cuestión de mejorar los controles y llamar la atención sobre aquellas personas que tienen mayor poder adquisitivo y no pagan lo que tienen que pagar".

Durante la entrevista, Kicillof se refirió al programa "precios cuidados", que comenzó a aplicarse el lunes en la Ciudad y el Gran buenos Aires. "Se llegó a un acuerdo sobre 100 productos, significativo para el consumo de los sectores de menores recursos. Se está ampliando, a partir del 13 va a tener vigencia en todo el país. Se ha logrado retrotraer muchos precios a noviembre", dijo.

"El acuerdo es por un año y tiene una instancia de conversación cada tres meses donde los proveedores y cadenas pueden traernos sus inquietudes respecto de caídas o incrementos de precios. Todo eso debe ser charlado en el marco de la racionalidad", agregó.