Adrián Escandar 162
Adrián Escandar 162
 162
162
 Adrián Escandar 162
Adrián Escandar 162
 Adrián Escandar 162
Adrián Escandar 162
 Adrián Escandar 162
Adrián Escandar 162

En el caso de las villas de Retiro, su crecimiento no se detiene ya que sumaron un nuevo asentamiento, el San Martín, a metros de la terminal de ómnibus de Retiro.

La ubicada en el barrio de Barracas, los especialistas en temas sociales y las autoridades coinciden en el hecho de que los asentamientos se han transformado en un verdadero mercado inmobiliario paralelo y su crecimiento se explicaría por la ola inmigratoria de los países limítrofes.

Consultada al respecto, la titular de la Secretaría de Hábitat e Inclusión (Sechi) de la Ciudad de Buenos Aires, Marina Klemensiewicz, explicó: "La primera ola inmigratoria hacia lo que llamamos 'la ciudad no formal' se produjo a nivel mundial, no sólo local. Comenzó en 2001, y puede decirse que entre 2010 y 2013 las villas no han crecido de la misma manera. Por ejemplo, la villa 31 es un negocio inmobiliario, está ubicada en el lugar más caro y más estratégico de la ciudad".

"Lo importante del proceso de transformar la ciudad no formal en formal es acompañar la inversión en infraestructura con construcción de ciudadanía. Es por eso que instalamos en cada una de las villas una oficina del gobierno para que pueda recurrir al Estado", sostuvo.

      Villa 31 genericas AE (2).jpg

Otro de los asentamientos de la ciudad es la villa 1-11-14, en el Bajo Flores, cuya ocupación de terrenos fue progresiva y sin planificación desde la década del 40. Tuvo un gran crecimiento, especialmente en altura.

La Asociación Civil para la Igualdad y la Justicia (ACIJ) emitió un duro informe sobre la cuestión. "El organismo legalmente responsable de la política habitacional en Buenos Aires - el Instituto de la Vivienda de la Ciudad - en los últimos años no contó con presupuesto suficiente para llevar a cabo las tareas necesarias para paliar la grave crisis habitacional que enfrentan los habitantes de las villas", puntualizó el escrito.

Es importante resaltar que las villas que más crecieron en superficie y población son las del Sur de la Ciudad de Buenos Aires. Entre la 1-11-14 y la 21-24, suman 55.755 personas y casi el 60% de la población en villas y asentamientos vive en esa zona de la Capital donde, en la comuna 8 (Villa Lugano, Villa Riachuelo, Villa Soldati), uno de cada tres habitantes reside en una villa o asentamiento.

La inseguridad es el principal problema identificado por los vecinos. La mitad manifestó haber sufrido un hecho de delincuencia en el barrio o sus alrededores, tal como señala una investigación. Allí también se agrega que el apego al barrio está debilitado por conflictos violentos protagonizados por pandillas, grupos de diferentes "sectores" y de distintas nacionalidades, según informa el diario La Nación.

Cabe destacar que el aumento de población de las villas no creció a la par de la superficie que ocupan. En total, en 2001 ocupaban 292,7 hectáreas, mientras que en 2010 la superficie ocupada era de 259,9 hectáreas.

 Télam 162
Télam 162