"A las 5 de la mañana tocaron la puerta en Mella, en la casa de José Daniel Ferrer, y cuando preguntamos nos dicen que es la policía. Se lo llevaron sin orden de arresto y presentaron una orden de registro donde decía que buscaban juguetes y dinero de origen ilícito", explicó a Infobae Yusmila Reyna Ferrera, pareja de Ferrer.

La policía se llevó detenidos a 5 activistas de Unión Patriótica de Cuba (Unpacu) que se encontraban en la casa, además de 600 pesos convertibles (600 dólares), cámaras de video, dos tableas, celulares y memorias flash. "También arrancaron de las paredes seis caricaturas de corte político y social y carteles de cartón de nuestra organización", agregó Reyna Ferrera.

La familia de Ferrer no conoce el paradero del dirigente, el único que ha quedado detenido del grupo que fue secuestrado de madrugada. "Estuvieron retenidos hasta que terminaron de registrar la casa. Pero sobre mi marido no sabemos nada", ha denunciado Ferrera.

"El asalto fue con tropas especiales de los Boinas Negras, con armas y miembros de la policía política uniformados y miembros de la PNR,  la llamada policía revolucionaria.  También movilizaron carros patrulla, ambulancias y médicos, porque estaban dispuestos a todo", relata Ferrera, quien advirtió que los militantes de la Unpacu se movilizarán a los centros policiales "hasta que liberen a todos los detenidos".

El dirigente capturado es el secretario ejecutivo de Unpacu y líder de la oposición en Santiago de Cuba y el resto de las provincias orientales. "El objetivo del registro –explicó Ferrera- es evitar que se realice la fiesta de los Reyes Magos que estamos organizando para el 6 de enero", cuando se reparten juguetes gratis a los niños de los barrios.

"Por eso ha habido requisas en otras poblaciones. En Palma Soriano se llevaron a Aine Garcés, activista del Frente Femenino de Unpacu. De allí sí se han llevado los juguetes que debíamos repartir", ha dicho Reyna Ferrera.

En total han sido detenidos entre 30 y 40 integrantes de las Unpacu. Además les han cortado los teléfonos celulares para evitar que pudiesen coordinar la defensa.

Desde hace años, la Unpacu, en colaboración con las Damas de Blanco, reparten juguetes en diferentes municipios de la región oriental de la isla. "Eso atrae la atención de muchos niños de la comunidad, muchos de los cuales no pertenecen a familias opositoras. Hace días los funcionarios del Gobierno han ido a las escuelas para advertir a los padres de que no lleven a sus hijos al reparto de juguetes", ha denunciado Ferrera.  "Aquí los juguetes son muy caros y que los repartamos gratis molesta al Gobierno", explicó.