REUTERS 163
REUTERS 163

Inflación superior al 75%, devaluación pronunciada del tipo de cambio, crecimiento económico negativo o nulo, más control de precios y más escasez. Así de sombrío es el diagnostico de los principales consultores de firmas nacionales e internacionales sobre el comportamiento de la economía venezolana en el año que recién comienza.

El anticipo no debería sorprender a nadie, ya que la situación de la economía venezolana es más crítica cada año, y la mayor parte de los indicadores coinciden en que es el país de la región que enfrentará las mayores dificultades en 2014.

Lo más preocupante es que nadie cree posible que Nicolás Maduro tenga la capacidad de reacción suficiente para revertir el rumbo. "Creo que como ya el Gobierno sabe que la presión de costos es enorme y que no puede bajar la escasez, va a sincerar algunos precios de manera selectiva", dijo el economista Orlando Ochoa, consultado por El Nacional.

Desde su punto de vista, los controles de precios y de cambio continuarán socavando el poder adquisitivo del bolívar y afectando las cifras de crecimiento de la economía. Además, lejos de medidas que mejoren la situación del sector productivo, estima que habrá mayores restricciones a la compra de divisas.

En resumen, más de lo mismo. Su pronóstico: 75% de inflación y 0% de crecimiento.

Para Asdrúbal Oliveros, también consultado por el periódico venezolano, la inflación en 2014 será del 76% anual. El director de Ecoanalítica lo ve como una consecuencia irremediable de que el Gobierno continúe utilizando las reservas del Banco Central para financiar a PDVSA y a otras empresas públicas.

Según sus cálculos, la devaluación de la moneda superará el 70% y subirá de los 6,30 bolívares por dólar actuales, a 11 bolívares por dólar.

Las mismas estimaciones realiza el Bank of America Merrill Lynch, que además anticipa una inflación del 75 por ciento. El agravante es que pronostica una caída del producto del 4 por ciento.

Para el banco británico

, la devaluación será aún mayor y llevará

el tipo de cambio a 12,5 bolívares

. En cambio, sus cálculos no suponen una recesión, sino un

escueto crecimiento del 0,5 por ciento

.